Primera retrospectiva de la artista Doris Salcedo

El Museo de Arte Contemporáneo de Chicago presenta la primera gran retrospectiva que se realiza en el mundo sobre su obra, un reconocimiento a su invaluable legado artístico.

Fue todo un éxito el acto de apertura de la exposición que contó con la presencia de la artista Doris Salcedo, en compañía de la Ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés Córdoba y la Directora de Artes de MinCultura Colombia,  Guiomar Acevedo.

“La retrospectiva del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago es un gran reconocimiento a Doris Salcedo, por eso quisimos acompañarla en este momento tan relevante de su carrera artística. Su aporte al arte nacional e internacional es invaluable, gracias a sus creaciones profundamente humanistas y cargadas de una notable sensibilidad poética”, dijo Mariana Garcés Córdoba, Ministra de Cultura.

Este ambicioso proyecto retrospectivo en torno a la obra de Doris Salcedo fue diseñado con el propósito de hacer visible la evolución de su proceso artístico y como prueba de su perdurable legado. Los comisarios de la exposición fueron la directora Pritzker del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, Madeleine Grynsztejn y la curadora Julie Rodrigues Widholm.

La obra de Salcedo se caracteriza por evocar la experiencia de las víctimas de la violencia humana. La temática de sus primeros proyectos artísticos fue la relación entre la vida y la muerte, pero los testimonios de las víctimas de la violencia en Colombia la llevaron a investigar los asesinatos y las desapariciones forzadas. Esta búsqueda hace que Salcedo enfoque su interés en el dolor y la ausencia que experimentan los familiares de las víctimas.

Según  la Ministra de Cultura de Colombia,  el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago ha liderado una labor titánica por más de cinco años para hacer realidad esta retrospectiva, que representa una de las muestras más complejas y ambiciosas que se han proyectado en los últimos años. “Quisimos apoyar este proyecto maravilloso del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago por su calidad y trascendencia” afirmó. 

La muestra retrospectiva de los 30 años de vida artística de la colombiana estará abierta desde este sábado 21 de febrero y hasta el 24 de mayo.  La exhibición reúne por primera vez, una selección de las obras más emblemáticas de Salcedo, considerada como una de las artistas más importantes en el contexto del arte contemporáneo internacional y una de las más respetadas en el mundo entero.

Su obra ha circulado por algunos de los escenarios más importantes del arte contemporáneo a nivel internacional como: Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, Tate Modern de Londres, Centro Pompidou de París y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Desde 1990, Salcedo ha recibido numerosos reconocimientos como los premios de Artes de Hiroshima (Japón, 2014) y Velásquez de las Artes Plásticas (España, 2010). Realizó su primera exposición en 1985, en el programa Nuevos Nombres del Banco de la República, en la Casa de la Moneda en Bogotá.

El trabajo de producción y montaje de la muestra se desarrolló  bajo el conocimiento de Salcedo hasta el punto que la artista y el grupo de jóvenes que trabajan en su taller, se trasladaron a Chicago hace un año, para estar presentes en cada uno de los detalles del montaje.  

La retrospectiva también cuenta con un cortometraje en el que se evocarán obras emblemáticas y efímeras, como cuando en 2007, la artista abrió una grieta de 167 metros en el piso de concreto de la Sala de Turbinas de la prestigiosa galería británica Tate Modern, considerada como la ‘meca’ del arte contemporáneo en el mundo. Esta obra bajo el título de Shibboleth fue calificada como ‘una escultura subterránea’ y según la artista, la grieta simbolizaba el agujero que hay entre la humanidad y la falta de humanidad.

El video también documenta la participación de Doris Salcedo en la 8ª. Bienal de Estambul (2003), cuando llenó el terreno vacío entre dos edificios con 1.550 sillas, formando una columna que superaba los tres pisos de altura. Esta obra considerada de ingeniería artística fue destacada como uno de los proyectos más importantes de la Bienal.

A su vez, la pieza audiovisual tambièn proyecta la obra efímera realizada por la artista, el 6 y 7 de diciembre de 2002, en la fachada del Palacio de Justicia en Bogotá para conmemorar la tragedia que aconteció en este lugar en 1985. En esta ocasión, 280 sillas fueron descolgadas sobre la fachada del edificio a lo largo de los días.

Además de la retrospectiva, el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago presenta una publicación de 250 páginas con ilustraciones a todo color, que ofrece una visión general de la carrera de la artista, así como ensayos y entrevistas de destacados académicos y curadores, como Madeleine Grynsztejn, Directora Pritzker de MCA; Julie Rodrigues Widholm, comisaria; Helen Molesworth; Conservadora Jefe ICA Boston; Franklin Sirmans, Comisaria de los Angeles County Museum of Art; Elizabeth Adan, Profesor en Cal Poly y Katherine Brinson, Curadora Asociada en el Guggenheim de Nueva York). El catálogo será publicado por la University of Chicago Press.

La retrospectiva Doris Salcedo también se exhibirá en el Museo Guggenheim de Nueva York, a partir del 26 de junio de este año y en el Museo Pérez de Miami, desde el 6 de mayo de 2016.

 
Más sobre la retrospectiva Doris Salcedo

La muestra comienza con una selección de sus proyectos más tempranos, construidos con mobiliario hospitalario y camisas blancas, empaladas por barras de refuerzo de hierro; que se exhibieron por primera vez en Bogotá, en 1990.

También hacen parte de la exposición: La Casa Viuda (1993-1995), un grupo de esculturas hechas principalmente con puertas y otras piezas de muebles disfuncionales y Atrabiliarios (1992-2004), una instalación que hace referencia a casos aislados de desaparición forzada y que consiste en el encierro de varios pares de zapatos abandonados en una serie de nichos incrustados en la pared de la sala, cubiertos por una delgada capa de fibra animal.

La exposición también contempla la presentación por primera vez en Estados Unidos de dos de sus obras más recientes: Plegaria Muda (2008-2010), instalación que consta de mesas invertidas una sobre otra, con hojas de pasto que crecen a través de pequeños orificios en su superficie y Disremembered (2014) una serie de túnicas hechas de seda cruda y pasadores de acero niquelado. Esta obra llama la atención sobre el constante dolor que la gente siente con la pérdida de un ser querido y sobre el difícil proceso de recordar.

Dentro de la muestra también está presente A Flor de Piel (2014), una enorme escultura compuesta por miles de pétalos de rosa cosidos a mano, que forman un sudario que se presenta en cascada a través del suelo de la galería.