Portavoz de Podemos en Madrid fue rechazada como observadora internacional en Colombia

El Consejo Nacional Electoral (CNE)  ha revocado en una resolución la credencial como observadora internacional de la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, para participar en las elecciones presidenciales en su segunda vuelta por su apoyo en su cuenta de Twitter al candidato izquierdas, Gustavo Petro.

Así consta en una resolución, colgada en la cuenta de Twitter del CNE, en el que se detalla la revocación después de que la diputada regional mostrara a través de una red social su apoyo al candidato de izquierda. La denuncia partía del ciudadano Francisco Manuel Salazar, que informó acerca de tal situación.

Fuentes de Podemos han señalado que la parlamentaria madrileña tiene que valorar qué hacer tras ser rechazada, dado que por ahora no se le ha deportado.

Anuncios

“Rumbo a Bogotá para participar en las elecciones del domingo como observadora internacional. El país que firmó un histórico acuerdo de paz hace un año y medio tiene la posibilidad de hacer a Gustavo Petro presidente de un país tan maravilloso como hambriento de justicia social”, escribió Ruiz-Huerta desde su asiento del avión cuando puso rumbo al país ayer.

En su resolución, el CNE estima que con estas afirmaciones se han vulnerado “los principios de neutralidad e imparcialidad que inspiran a las misiones internacionales”.

Además, la resolución recalca que entre los deberes de los observadores internacionales figura “el no hacer proselitismo de ningún tipo o manifestaciones en favor en contra de un partido o movimiento político o candidato”.

Por todo ello, concluye que se debe revocar su credencial de observadora internacional del proceso electoral de segunda vuelta para las elecciones del presidente y del vicepresidente de la República para el periodo 2018-2022.

Pide disculpas

Ruiz-Huerta ha reconocido hoy que fue un “error” manifestar su apoyo al candidato de izquierdas en las elecciones presidenciales de Colombia, Gustavo Petro, poco antes de participar como observadora internacional en estos comicios.

En su cuenta de la red social Facebook, Ruiz-Huerta ha asegurado que siente “profundamente las consecuencias” de su tuit y “las molestias que ha podido ocasionar a la misión internacional”.”Visto lo sucedido (me han expulsado de la misión), asumo que ha sido un error manifestar mi apoyo público a Petro”, ha reconocido la portavoz de Podemos en la Asamblea, que ha expresado su “respeto y cariño al pueblo colombiano”.

Con todo, ha lamentado que “todo esto está siendo instrumentalizado por determinados partidos colombianos de la derecha contra la candidatura de Gustavo Petro” y contra su “propio partido”.

“Nunca he ocultado mis preferencias políticas, por algo formó parte de un partido como Podemos. Conozco perfectamente que mi papel en la misión, como observadora internacional, implica unos determinados compromisos y mientras permaneciese en Colombia iba a atenerme estrictamente a esas tareas y compromisos”, ha sostenido.