Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Política de Seguridad

“El deterioro de la seguridad se debe a la falta de liderazgo de Santos”

Rafael Guarín, Ex viceministro de Defensa



Anuncios

“Ministerio de Seguridad es la mejor opción”

Juan Manuel Galán, Senador del Partido Liberal


 

El repudio en la política de seguridad democrática por parte del Presidente Juan Manuel Santos ha tenido consecuencias nefastas.

 

Por un lado ha relegitimado como actor político a las Farc con el Proceso de Paz y con el Marco Jurídico para la Paz, que legitimó el crimen como un medio de acción político válido en la democracia. Y por otro lado, a pesar de los esfuerzos que ha hecho el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, la ejecución del plan ‘Espada de Honor’, iniciado a comienzos del año 2012, no ha dado los resultados esperados.

 

Para final de este 2013 el plan establecía que la organización terrorista de las Farc se reduciría a un 50%, sin embargo, en marzo pasado, dos frentes y una compañía fueron reactivados por parte de esta organización, y los conteos del Ministerio de Defensa demuestran que el número de integrantes de este grupo mantienen una cifra muy similar al que dejó Álvaro Uribe en agosto de 2010.

 

En ese sentido, el esfuerzo que se venía realizando ha sufrido un tremendo retroceso, y se ha estimulado además, por un proceso de paz, que las Farc a entendido como muestra de debilidad del Estado y como muestra de que no se les puede doblegar, y que ha llevado a un aumento entre 2010 y 2012 de 73% de actos terroristas.

 

Las cifras además, en materia de homicidio, en materia de hurto de vehículos y de delitos que afectan los grandes centros urbanos, también son negativas a pesar que el propio Presidente Santos, se esfuerza en señalar lo contrario.

 

El deterioro de la seguridad, no solamente en los grandes centros urbanos, sino frente al escalamiento de las acciones terroristas del Eln y las Farc, se debe esencialmente a una ausencia de liderazgo del Presidente Santos y a un mensaje ambiguo del Gobierno, que combina ofertas de impunidad con mensajes publicitarios de aumentar la ofensiva.

 

En realidad lo que el Presidente Santos tiene es que asumir en serio, la conducción de los operativos militares y de policía para lograr contundencia contra las estructuras de la organización de las Farc. No basta con proponer mensajes de propaganda como la creación de un Ministerio de Seguridad, cuando el problema es de liderazgo presidencial.

 

Un ejemplo, a pesar de que el Presidente habla de una ofensiva sin antecedente contra las Farc en marcha, comparados los resultados y los registros del Ministerio de Defensa a mayo de 2012 con mayo de 2013, hay una reducción en el número de guerrilleros dados de baja del 35% y de capturados del 15%.

 

¿Cuál es entonces la ofensiva contra las Farc y de resultados contra las Farc, si las Farc siguen manteniendo un número de integrantes similar al que dejó Álvaro Uribe, cuando la tendencia desde el año 2002 marcada por la Política de Seguridad Democrática fue constante en la reducción de esta organización criminal?

 

“Ministerio de Seguridad es la mejor opción”


Juan Manuel Galán, Senador del Partido Liberal

 

 

Yo creo que el balance es muy positivo, van más de 40 cabecillas de las Farc dados de baja, capturados o neutralizados, además en materia de reformas, la Reforma de la Justicia Penal Militar ha sido muy importante, porque vamos a tener por primera vez en 50 años, una Justicia Penal Militar independiente del mando institucional, con una carrera propia, unos recursos propios presupuestales y eso implica que el Presidente Juan Manuel Santos ha tenido una voluntad de reformar el sector, de darle todas las herramientas para los procedimientos jurídicos a los miembros de la fuerza pública que hasta ahora no lo tenían, para actuar con claridad en las reglas de juzgamiento.

 

En materia de resultados operacionales le han dado unos golpes muy certeros y muy fuertes a las Farc, en donde hay reductos de extorsiones, de inseguridad ciudadana, que el Presidente Santos esta obviamente interesado en combatir durante los próximos meses.

 

En este último año de Gobierno falta darle todo el desarrollo a la reforma que se quiere hacer en materia de seguridad ciudadana. A mí me parece que  el ‘Ministerio de Seguridad Ciudadana’, es una idea que hay que debatir, pero que se podría usar también la formula de fortalecer el Ministerio del Interior, de pasar a la Policía del Ministerio de Defensa al Ministerio del Interior, para desarrollar desde allí una nueva política de seguridad urbana y en las ciudades.

 

También, crear un cuerpo intermedio de seguridad en las zonas rurales que no sea ni militar ni policial, que es la figura que tienen los franceses con la Gendarmería o los italianos con los Carabineros. Me parece que buscar esa figura intermedia  para garantizar la seguridad en las zonas rurales, sería muy importante para concentrar la labor de la Policía exclusivamente en las ciudades desde el Ministerio del Interior.