Petro le pide a Santos hablar de los Camad

El Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, pidió al Presidente Juan Manuel Santos, que se inicie conversaciones con la ciudadanía para la implementación de los Camad en la capital. 

Durante el Conversatorio Internacional sobre tratamiento a Drogadictos, que se realizó hoy en el centro de Bogotá, el Alcalde  Gustavo Petro le pidió al Presidente Juan Manuel Santos iniciar diálogos con sectores políticos y con los colombianos acerca de la implementación de los Centros Móviles de Atención Médica a Drogadictos, Camad.

 

Anuncios

Con la misma audacia que estableció un proceso de Paz con las Farc, se debe iniciar este proceso, aseguró Petro, además dijo que se debe tener en cuenta la disminución del microtráfico y delincuencia que esta iniciativa generaría al eliminar los jibaros de la ciudad.

 

“Indudablemente nosotros vamos a avanzar hasta donde podamos, así nos anuncien mil investigaciones. Sería importante posibilitar un diálogo político con el Presidente y con la misma audacia con la que ha decidido iniciar la paz, demos otro golpe de audacia con otra manera de resolver el narcotráfico”, indicó Petro y resaltó que por esa razón “hay que construir un diálogo con el Presidente de la República”.

 

El mandatario también aseguró que con la desaparición de los jibaros se atacaría la delincuencia común y al mismo tiempo se disminuiría el índice de homicidios y de narcotráfico en las ciudades. “Este sería un nuevo modelo de seguridad” dijo el alcalde.

 

El alcalde recordó que las redes criminales de microtráfico de drogas se están dirigiendo a los colegios y están conduciendo a más jóvenes hacía la drogadicción, y que en vez de haber una relación entre el jibaro y el adicto, haya una relación entre el consumidor y el Estado.

 

Finalmente el alcalde aseguró durante el Conversatorio, que se debe crear una política de drogas que vaya más hacía la prevención o rehabilitación mentirosa, evitando que crezcan los índices de inseguridad, consumo y enfermedades de transmisión por culpa de las jeringas infectadas.