Pedagogía de las FARC, opiniones encontradas

Luego de que el Gobierno Nacional autorizara de nuevo actividades pedagógicas por parte de delegados de las FARC, en sus campamentos, el senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe  y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), criticaron los términos en los que se llevarían a cabo estas actividades.

Anuncios

Por medio de un comunicado, el Estado hizo pública su autorización a los representantes de las FARC en el proceso de paz, para que renueven sus actos de socialización de los acuerdos, en sus campamentos. Este anuncio se da luego de que, los jefes del grupo guerrillero (armados) hicieran presencia en un acto público, en el municipio de Conejo – La Guajira, el pasado 18 de febrero. El acto fue cuestionado por el Gobierno hasta el punto de suspender este tipo intervenciones, que según lo pactado, tienen un objetivo netamente pedagógico.

 

Lea también: ¿Las FARC en campaña?

 

Frente a este escenario, el senador Álvaro Uribe, por medio de su cuenta de Twitter,  rechazó dicho pronunciamiento y criticó la gestión del presidente, Juan Manuel Santos.

 

“(…) Autoriza a la FARC a hacer proselitismo armado y cuando el país le protesta funge ponerse guapo. En 2014 me acusó de paramilitar, también dijo que extradité a los cabecillas paramilitares para que guardaran silencio y promovió un debate contra mi honra en el Congreso. Y yo que lo defendí cuando Mancuso lo acusó de haber buscado a los paramilitares para derrocar al Presidente en ejercicio”, reza el comunicado.


Además, señala que, “Santos coordina e impone la impunidad al narco terrorismo para lo cual nada ahorra en aquello de someter a las instituciones y de coaccionar a los disidentes. En clara violación de la Constitución, impuso la terna del Contralor, exige al Consejo de Estado anular la elección del Procurador, somete al Congreso con dinero (…)”.

 

Por su parte la FLIP se pronunció sobre los nuevos protocolos para que el grupo insurgente realice el trabajo pedagógico. La misiva señala que “el proceso de paz no puede tener costos de restricción a la libertad de prensa”.

 

Lea también: FARC reinician labores de pedagogía

 

Y cita una de las reglas que estableció el gobierno: “No debe haber ningún tipo de divulgación, tampoco edición de productos audiovisuales con fines de difusión, ni presencia de medios de comunicación regionales, nacionales e internacionales”. Por lo cual, la Fundación señala que en la manera que está redactado “es una violación a la libertad de prensa de conformidad con los estándares que consagran este derecho en Colombia ya que no cumple con los criterios de legalidad, necesidad y proporcionalidad exigidos para limitar la libertad de expresión”.

 

La FLIP pidió al Gobierno una explicación, para “precisar públicamente el alcance de éste comunicado asegurando que para medios y periodistas sea claro que dicha prohibición no les aplica”.  

 

En respuesta, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, dice que frente a esta regla, son las FARC las que deben cumplir con los protocolos, y reitera que,  “no se trata en ningún caso de una limitación impuesta por el Gobierno Nacional, ni mucho menos por la Mesa de Conversaciones, a los medios de comunicación”. Asimismo aclaran que “el propósito de estas visitas es exclusivamente de pedagogía. La autorización del Gobierno es sólo para que los miembros de la Delegación de las FARC expliquen los avances del proceso a sus hombres y mujeres”.