Patrimonio floral colombiano

La feria de las flores es un evento que enaltece a la “ciudad de la eterna primavera” y que rápidamente y paso a paso, se ha convertido en un patrimonio cultural colombiano, resaltando la belleza floral de nuestro país.

Cada año el departamento de Antioquia agrupa miles de personas que van en búsqueda de una de las ferias más representativas, coloridas y tradicionales del país. La Feria de las Flores que se realiza desde 1963, es una colorida fiesta que enaltece anualmente a la ciudad de Medellín, donde se realiza por tradición.

 

En 1957 se realizó un desfile de silleteros en el que participaron 40 campesinos del corregimiento de Santa Elena y adjunto al desfile, el Club de Jardinería de Medellín, en el atrio de la Catedral Metropolitana y de la mano del monseñor Tulio Botero crearón una exposición de flores.

 

En ese entonces la feria se realizó en Mayo y en 1958 se traslado a agosto, mes de la independencia del departamento. La feria fue una iniciativa de Arturo Uribe Arango, miembro en aquella época de la junta de la Oficina de Fomento y Turismo de la ciudad y tuvo una duración de cinco días.

 

Al principio la feria se hizo como un plan para que acudieran más visitantes a la ciudad y empezó como un evento pequeño, pero cada año toma más fuerza y engrandece al país con una variedad grande de flores, en donde destacan la siempreviva, los claveles, los girasoles y las orquídeas, Flor nacional colombiana y conocida a nivel mundial por su desnatural belleza y particular longevidad.

 

Actualmente la Feria de las Flores tiene una duración de 10 días en las que se realizan muchas más actividades que las pensadas ese 1 de mayo de 1957. Al evento floral la cabalgata, o desfile a caballo, récord guiness en 1996 y 1999, y que este año se realizará cerrará la fiestas en “la ciudad de la eterna primavera”, lo que para algunos asistentes es una terrible idea, ya que es “lo mejor de las ferias y lo ponen un domingo”.

 

El desfile de autos clásicos y antiguos, la exposición Orquideas, pájaros y flores, los tablados barriales populares y este año el XII segundo festival internacional de cuentería “Entre cuentos y flores, además de diferentes espectáculos artísticos donde también se ve una amplia participación familiar y juvenil, como el desfile de silleteritos, el festival juvenil de trova y la cabalgata infantil.