Actualidad

Pasión por la profesión de actor

Dos grandes del cine, el actor cubano Jorge Perugorría y la actriz española Emma Suarez, se vuelven a encontrar en el marco del Hay Festival para conversar sobre su trayectoria artística, el trabajo en el cine y el teatro, la preparación e influencia de los personajes en sus vidas y la grandes enseñanzas tras sus pasos por la tablas.

Moderada por el experto español en cine y periodista, Luis Alegre, la charla dio inicio con la manifestación su estadía en La Heroica y su encuentro en el marco de un evento tan destacado como el Hay Festival.    

 

Para Emma el festival es maravilloso, “me ha dado la oportunidad de encontrarme con Jorge con quien había trabajado tiempo atrás. Es un honor para mí”, expresó

 

Por su parte Jorge se mostró agradecido por estar en Hay Festival. “El reencuentro es parte de lo que propicia este evento, con la gente y con el Caribe”, señaló

 

 Los dos actores, Perugorría, premio a mejor actor en el Festival de cine de La Habana por su papel en Fresa y chocolate; Suarez, Goya a la mejor actriz por El perro de hortelano; además de compartir en el rodaje del director Lucas Fernández, ‘Oscar. El color de del destino’, ambos actores interpretaron un mismo rol en teatro, Clara de ‘Las Criadas’ de Jean Genet. Los dos contaron su experiencia en la obra, dos anécdotas marcadas por sangre y dolor en escena.

 

“Es una obra muy intensa. Los personajes son muy extremos”, comentó Suarez tras referirse a la exigencia del personaje, que durante su función de estreno de la obra, provocó una hemorragia de sangre de su compañera en medio de una escena de tención.  

 

Jorge Perugorría desde su experiencia haciendo el papel de mujer, también sufrió un accidente en escena durante una puja, parte de la obra. A pesar de perder el conocimiento por una ahorcada que se paso de fuerza y de abrirse parte de la ceja por el golpe que recibió en pleno escenario, el actor continuó con la función hasta el final, a lo que expresó:  “Historias, accidentes, es la pasión por esta profesión”

 

Para los dos actores es un gusto trabajar en teatro. Emma encuentra gusto en la palabra, “saborear un texto, enamorarme de un autor, encontrar lo magnifico de esas palabras, eso es lo que me ha regalado el teatro” y comentó que en el cine son pocas las oportunidades de trabajar con grandes clásicos de la literatura. “En el teatro desentrañas el texto desde la palabra. En el cine es más técnico”, declaró.

 

Perugorría, señaló que los textos clásicos en el teatro, engrandecen, “enriquecen intelectualmente al actor”.

 

Frente a la pregunta de si encuentra el público en el teatro, estimulante o intimidante, ambos coincidieron en que es estimulante. Emma Suarez contestó que el público se convierte en un personaje más de la obra, hace parte de la función y expresó: “La energía que emana el público, forma parte de la magia del teatro, de un ritual. Si no hay publico se convierte en un ensayo”.

 

Alegre, los abordó desde las diferencias que implica la preparación de un papel para teatro y para cine, a lo cual la actriz española dijo afrontarlo de forma diferente. “No hay un método concreto. Es un proceso instintivo. Lo maravilloso es tener tiempo para hacerlo”.

 

Asimismo el actor cubano señaló que cada director tiene su libreto,  la pauta de cómo va a trabajar. “Cada experiencia es diferente, se parte de cero. Es una búsqueda que trasciende el método”, indicó

 

Los dos actores a lo largo de sus carreras se han dejado influenciar de personajes que han interpretado. Durante el trabajo profundo del actor, en el que desnuda su intimidad como confiesa Suarez, “hay un vinculo que no se puede romper durante todo el rodaje. Una vez terminado, ya fue”, comentó. Para ella, el rol de Helena de Chejov la hizo crecer.

 

Perugorría, destacó la sensibilidad que se adquiere frente al personaje en el que se trabaja, al punto de cargar consigo el día entero. “Somos atletas de corazón. Ponemos el sentimiento”, expresó. Para él, Diego, el personaje que interpretó en Fresa y chocolate, lo hizo entender la complejidad del mundo.

 

Finalmente cada uno resaltó el valor de su trabajo en las tablas. Emma Suarez manifestó que todos los personajes forman parte de su experiencia y que lo maravillosos del teatro es su carácter de espejo de la vida, “te lleva a la necesidad de provocar preguntas donde muchas veces no tenemos las respuestas”.

 

Para Jorge Perugorría, el teatro formo parte fundamental en su vida. “Me sentía con la oportunidad de expresar cosas. Podíamos ser transgresores dentro de la misma sociedad. Los actores españoles son la vanguardia en la militancia a través del cine”, concluyó

Publicidad
Previous ArticleNext Article
Comunicador Social - Periodista del Politécnico Grancolombiano. Twitter: @esnegrete