"Pan de arroz" para todo el mundo

“Comestibles El Gavánse”, es una microempresa familiar  que se ha propuesto exportar uno de los productos más tradicionales de la gastronomía de Villavicencio (Meta) al exterior (Estados Unidos y México): “Pan de arroz”. 

Este producto hace parte no solo de la cocina de Villavicencio, sino del país. El “Pan de arroz” es un bizcocho horneado comestible que lleva arroz, cuajada, dulce y sal. Germán Gordillo y su esposa, dueños  de esta pequeña empresa, dicen que durante muchos años se han dedicado a desarrollar la fórmula  perfecta para lograr un producto “exquisito y crocante”.

 

Aunque este comestible se produce a escala industrial, siempre se han preocupado por conservar la receta tradicional. “Comestibles El Gavánse” genera  10 empleos formales de los cuales siete corresponden a madres cabeza de familia.

 

La microempresa ha ido avanzando. Gordillo dice que el -pan de arroz- siempre se vendió de forma artesanal; por ejemplo, se empaca en una bolsa transparente  que no tenía ningún tipo de marca o publicidad, pero que en la medida que fueron creciendo las ventas comenzaron  etiquetando  el empaque y luego pasaron a las bolsas estampadas especiales  que permitían  preservar el pan y extender su vencimiento. Algo curioso en los estampados de los empaques es que los textos no solo van en español, sino también en inglés, esto lo hacen con el objetivo de ir preparando el camino para exportar el producto al exterior.

 

Por ser un producto tradicional de la región la competencia es grande, (en Villavicencio existen 18 empresas que producen pan de arroz), sin embargo, esta  pequeña compañía familiar encontró el camino para convertirse en la fabrica más grande de este producto en la región. Gordillo cuenta que,  se han salido un poco del molde  y han sido  innovadores, cualidades que les han permitido sobre salir en medio de las otras productores de pan de arroz.

 

Los retos  que han asumido la familia Gordillo se ha reflejado en la parte de comercial, es decir: “Comestibles El Gavánse” ha registrado un promedio de crecimiento del 26% anual. La meta con la que habían iniciado el 2014  había sido el 27%, cosa que ya se cumplió. Las ventas hasta el momento han sido 300 millones de pesos.

 

Además del esfuerzo y la dedicación de sus dueños para que la empresa ahora sea una de las  más fuertes en este espacio de producción, su participación en el “programa de Desarrollo de Proveedores Locales” de Pacific Rubiales, le ha permitido fortalecer su parte administrativa y comercial. Allí contaron con la asesoría y el apoyo de este proyecto.

 

Por otra parte, por medio de este programa obtuvieron la certificación de calidad bajo la norma ISO: 9001, con alcance para el proceso de fabricación de pan de arroz y para el proceso de comercialización.

 

 

 

 

 

 

La comercialización no se ha quedado solo en la ciudad de Villavicencio. “Comestibles El Gavánse” ha incursionado en municipios como Puerto Gaitán y Puerto López. En Bogotá han logrado comercializar su producto en algunas cadenas de supermercados y estaciones de servicio. Su meta a corto plazo es estar en varios departamentos del país.

 

Pero la apuesta más grande en la que están trabajando es la exportación del producto. La cual lo está haciendo por medio de un proceso de Proexport y así consolidar el sueño de que su producto traspase fronteras internacionales.

 

Esperar que para el 2015 pueda exportar pan de arroz con su marca “Comestibles El Gavánse”. Gordillo señala que hay mucha gente interesada en el producto, aunque los estándares de calidad sin exigentes, sin embargo se están preparando para incursionar en mercados extranjeros.