Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Otro espaldarazo nacional a Gustavo Petro

Luego del apoyo del presidente Juan Manuel Santos a Gustavo Petro, desde el Senado de la República la “unidad nacional” brindó  su pleno apoyo al Alcalde y el plan que desea imponer para la  recolección de basuras en Bogotá. Los senadores respaldaron su iniciativa para empoderar lo público y rechazaron la ‘visita’ que realizó la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) al Acueducto, señalando que se extralimitaron en sus funciones.

Para el senador Luis Carlos Avellaneda, del Movimiento Progresistas,  lo que estaba pasando en el recinto –la comisión sexta del senado- si era la verdadera “unidad nacional”.

 

Anuncios

El primero en abalanzarse contra el Superintendente de IyC  fue el senador Carlos Alberto Baena, del movimiento Mira, quien señaló que el superintendente, Felipe Robledo, y los funcionarios de la SIC se extralimitaron “en la inspección que realizó a la Empresa de Agua y alcantarillado de Bogotá (EAAB) el pasado 21 de noviembre”.

 

Según Baena “los funcionarios de la SIC anunciaron que iban a realizar una visita de carácter administrativo, pero terminaron realizando una jurisdiccional” e indicó  que los empleados de la SIC no tienen funciones de ese carácter para llegar al punto de revisar los correos electrónicos privados de la EAAB.

 

Para el senador Plinio Olano, codirector del Partido de la U,  la inspección se dio bajo el argumento de la “libre competencia”, pero señaló que esa “libre competencia”, que ejercen las empresas recolectoras en la ciudad, “es más falsa que una fachada de cartón”.

 

Olano aseguró que el Alcalde está trabajando según la ley y está acatando el Auto 275 de la Corte constitucional – que lo obliga a incluir laboralmente a los recicladores de la ciudad- y que para acatar el fallo –que además le permite al alcalde elegir el sistema de aseo que considere pertinente para la ciudad- “no se le pueden poner más palos a la rueda, porque detrás  de la decisión estamos los usuarios”, refiriéndose a las diferentes trabas que le han puesto al alcalde Gustavo Petro para terminar los contratos de las empresas privadas, que recogen las basuras de la ciudad. Atesa, Ciudad Limpia, Aseo Capital y Lime.

 

El senador además rechazó que por una mala ejecución la “relación entre la Nación y el Distrito sea de manera inamistosa”. Olano también le dijo al superintendente “que antes de estar pendiente de la basura” –ya que es un acato constitucional- este pendiente en la puesta de IVA al concreto asfaltico, ya que eso le va a costar mucho dinero a los colombianos.

 

Por su parte el Superintendente Felipe Robledo se defendió de lo señalado e indicó que había imprecisiones en lo citado por Baena. Según Robledo la superintendencia está en una averiguación preliminar y no de tipo formal y explicó que la SIC tiene tres funciones.

 

Para entrar al acueducto Robledo explicó la primera función: la de “policía administrativa” en el tema de la libre competencia. En ese caso “ejercemos algunas acciones de integraciones ecológicas, investigamos actos anticompetitivos, acuerdos restrictivos de la competencia, abuso de posición dominante y la prohibición general que existe frente a los temas restrictivos de la competencia, y ahí nos comportamos, como usted muy bien lo dijo senador,   como una autoridad administrativa y no ejercemos ninguna función jurisdiccional. No nos comportamos como juez de la República sino como una autoridad administrativa de inspección vigilancia y control, como implica la naturaleza de la SIC”, puntualizó Restrepo.

 

Después dijo que la segunda función que ejerce la SIC es la de élite de registro, y la tercera es la función jurisdiccional. Y, respecto a la tercera función, Restrepo advirtió que de acuerdo a una ley del Congreso de la República se dota a autoridades administrativas funciones jurisdiccionales, y ahí la SIC, dependiendo de los temas en los que entre, “se comporta como juez de la República”.

 

Tras explicar los tres ejes que tiene la SIC, el funcionario de control les enseñó a los senadores presentes, los casos en los cuales puede realizar la función de juez.

 

Tras la breve explicación los senadores saltaron. Por su parte el senador Jorge Hernando Pedraza, del Partido Conservador, criticó al superintendente Robledo por irrespetar al senado dictando cátedras equivocadas y amañadas, Baena le recordó a Restrepo que “no puede decir que la inspección fue administrativa ya que se metió a los correos privados de los funcionarios del acueducto, y eso sería jurisdiccional”, y a lo dicho,  Avellaneda sumó: “casi que nos tiene convencidos de que se puede meter a la cama del señor alcalde”.

 

Mientras que El senador Alexander López, del Polo democrático, sostuvo que la actuación del gobierno ha sido irregular y se está tratando de “torpedear la autonomía territorial para privatizar los servicios públicos como ya ha ocurrido en diferentes ciudades del país”.

 

Luego llegó el turno de hablar del Alcalde y resaltó que él está acatando un fallo de la Corte Constitucional, y por eso aseguró que el superintendente de IyC no tiene la facultad constitucional de obligar al Distrito a crear un sistema de aseo para Bogotá en un ambiente de libre competencia, “ya que las normas estipuladas en la Carta Política protegen las facultades del Alcalde con respecto a la prestación de los servicios públicos”.

 

Luego el burgomaestre insistió en que el “Superintendente mandó a sus funcionarios en calidad de policía porque supone que el sistema de aseo está en competencia, y se preguntó, ¿quien le dio a él (Felipe Restrepo) el derecho de definir que Bogotá, en su sistema de aseo, está en libre competencia?”, y aseguró que el modelo actual está es en “renta”.

 

El Alcalde volvió a denunciar el seguimiento que existe en su contra, y anunció que el gerente de la EAAB, Diego Bravo, también lo está. Posteriormente Petro se preguntó por qué la Superintendencia no actúo con tanta eficiencia en el caso de la empresa Claro, y nunca la intervino, aun cuando no ha acatado los fallos judiciales del Tribunal Andino de Justicia y del Consejo de Estado que le ordenan el pago de un dinero a la ETB, y le recordó, que según la constitución, “una empresa privada no puede entrar en puja si tiene una deuda con una empresa pública”.

 

Posterior a lo sucedido los senadores le resaltaron al Alcalde lo que está haciendo y lo  importante que es retornar el poder a las entidades gubernamentales y el derecho a los usuarios, además el senador Avellaneda le otorgó su pleno respaldo al plan Bogotá Basura Cero, porque ‘va bien’.