Otra renuncia en el Gabinete Distrital

Esta vez se trata de la secretaria de Movilidad, Ana Luisa Flechas, quien a partir del próximo 1 de marzo dejará su cargo a consideración del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.  Aún no se conocen las razones por las que Flechas abandonará su posición, pero se espera que el burgomaestre se pronuncie en los próximos días.

Otro que se va, pero en un receso hasta el próximo 16 de marzo, es el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla. Quien dejará su cargo debido a una incapacidad médica. Mientras tanto la dirección la asumirá el subsecretario de Asuntos Locales y Desarrollo Ciudadano, Alfonso Cabrera Toscana.

 

Con la renuncia de Flechas ya son más de cinco los funcionarios que han abandonado la alcaldía del Alcalde Mayor en menos de 15 meses que lleva la administración ‘Bogotá Humana’.

 

Entre ellos están, el entonces secretario de Gobierno, Antonio Navarro Wolf; el exdirector del IDRD, Carlos González Puche; el exdirector de Relaciones Exteriores, Daniel García Peña y los exgerentes  de TransMilenio, Carlos García y Fernando Rey.

 

Por su parte, para la concejal del partido Liberal, María Victoria Vargas, es preocupante que en un cargo tan importante se presente un cambio iniciando el segundo año de Gobierno.

 

Y aunque asegura que desconoce las razones por las cuales renuncia la secretaria Flechas, manifiesta que este cambio en la movilidad es como “volver a empezar”, porque también se suman las pasadas renuncias de los gerentes de TransMilenio.

 

Pero manifiesta, que si esto es para mejorar el equipo que lo asesora y que así se le dé respuesta a los problemas que sufre la ciudad, “pues bienvenidos sean”, sin embargo espera que quien llegue a ocupar el cargo de la funcionaria no lo haga bajo un mandato interino, y mucho menos que sea por un largo tiempo, como pasó con el antiguo director (e) de la Uaesp, Henry Romero.

 

Mientras tanto para la cabildante del movimiento Progresista, Angélica Lozano, “éstas no son señales sanas pero necesarias”, ya que este podría ser la oportunidad para afinar el equipo de trabajo y realizar un “remezón” rumbo a la ejecución.   

 

Además recalcó que es imperioso que el Distrito se salte el cuello de botella y se use un acelerador para que los proyectos que se tienen en el sector de movilidad no se paren.  

 

Sin embargo Lozano manifestó que “el alcalde debe saber que está entrando a su mes 15 de gobierno, y este año es determinante y fundamental porque el próximo ya es preelectoral.”

 

Además admitió que aunque esta salida se ve mal, es el momento perfecto para demostrar lo que vendrá con su nuevo presupuesto, ya que el año pasado aún se trabajaba con el que dejó el exalcalde Samuel Moreno.