Ositos y arcoíris para alegrar a los niños durante la cuarentena

Oso-teddy-1444642_1280

“¿Y qué hago con los niños todo el día?” Esta puede ser una de las preguntas más repetidas en millones de hogares en todo el mundo. Para los niños es un gran esfuerzo, para los padres, todo un reto: el Everest del entretenimiento infantil. Y toda ayuda que tengan estos ya santos progenitores, es poca. Y aquí surge la gran ola de solidaridad que está generando esta situación excepcional en todo el mundo.

La BBC reporta una cacería masiva de osos. De osos de peluche. Para ayudar a distraer a los millones de niños encerrados debido a la pandemia de coronavirus, buenos samaritanos están promoviendo la caza masiva de osos de peluche en las calles de sus ciudades. La idea es colocar estos entrañables juguetes de peluche en las ventanas y balcones de las casas para que los niños tengan una actividad divertida y segura: solo requiere mirar por la ventana y localizar a los osos que hay en el vecindario.

La cacería está inspirada en el libro infantil We Are Going on a Bear Hunt, escrito por el autor británico Michael Rosen. Es una variación de “dónde está Wally” con osos de peluches, que se van cambiando de lugar, disfrazando y personalizando para que los niños de los vecinos se entretengan.

Se han visto peluches en todo el mundo, desde el Reino Unido y los Estados Unidos hasta la lejana Nueva Zelanda, donde la Primer Ministro también está ayudando a sus vecinos con este sencillo juego.

La versión en España nos llega desde las páginas digitales de El País. Para solidarizarse con los papás y los más pequeños de la casa, se puede dibujar un arcoíris sobre una sábana o papel con un mensaje de ánimo y dibujos que diviertan a los niños, que también pueden participar diseñando su propio dibujo. Una vez finalizada, se cuelga en la ventana, balcón o terraza para que todo el mundo la vea. Esto hace que nuestros hijos se sientan parte un grupo, que otros niños puedan ver sus dibujos y ellos los de los otros. Y tiene como objetivo último que, aparte de que las calles se llenen de color, que no nos sintamos solos, que los menores se sientan acompañados durante esta cuarentena en casa.

Esta iniciativa se lanzó en Twitter bajo el hashtag #desdemiventana, y ha tenido gran éxito: las calles se están llenando de color y de mensajes de ánimo en España. Hay quien, incluso, facilita el trabajo. Por ejemplo, el grupo de Facebook Vive Puertollano plantea la misma medida dirigida a todas las familias, ya que el arco iris es “un símbolo de esperanza y confianza en que esta complicada situación se solucione lo antes posible”. La iniciativa va acompañada de una plantilla que se puede imprimir y colorear.

Un ejemplo más de cómo, entre todos, podemos salir reforzados de esta crisis. Parafraseando al Presidente de la República: hagamos que la epidemia más sobresaliente sea de ositos de peluche y arco iris.