Óscar Córdoba, una leyenda viva

Fue uno de los más grandes porteros que ha tenido nuestro país.  Se formó en la época dorada del fútbol colombiano. Vistió más de 10 camisetas de diferentes clubes en Colombia y el mundo y además consiguió títulos en todos los países donde jugó. Su paso por la selección Colombia fue exitoso. Uno de sus logros que más recuerdan todos los colombianos fue la goleada que recibió la selección Argentina en su propia casa. Eses día del mítico 5-0 Óscar Córdoba atajó de todo para que Colombia no recibiera ningún gol. 

Oscar Córdoba Participó dos Mundiales de fútbol y  es considerado uno de los mejores deportistas que ha tenido nuestro país. Esto nos dijo este gran arquero de la selección sobre lo que significa para él ser colombiano.

 

Anuncios

“Los colombianos somos personas amables, educadas y  donde nos encontramos tratamos de comportamos como personas de bien, alegres, personas también con diferentes características.“

 

Cuando estuve en la Selección Colombia siempre me sentí orgulloso de vestir la camiseta. Cuando estuvimos en el terreno de juego entregábamos hasta la última gota de sudor,  entendiendo que primero estaba nuestro prestigio que era el que estaba en juego en ese momento y también los millones de colombianos que nos estaban apoyando y viéndonos por televisión.

 

Creo que uno tiene la oportunidad de ir y conocer otros lugares del mundo, sabiendo que su país está aquí. Fui expatriado durante 10 años,  pero siempre entendí que aquí estaba mi familia  mis seres queridos  e iba a volver pero puede ser que por motivos de fuerza mayor uno no se puede devolver y de seguro se va a extrañar mucho.”

 

Los colombianos de pronto valoramos lo que tienen  los demás y no nos damos cuenta realmente de aquello de lo que somos poseedores. Tenemos un país muy lindo, que lamentablemente por seguridad no podemos disfrutar todo lo que quisiéramos y eso nos ayuda a admirar otras latitudes, cuando acá tenemos un tesoro por descubrir.

 

Creo que debemos fomentar  sobre todo el respeto. Es el valor que yo siempre he defendido a lo largo de mi carrera. Donde termina mi libertad empieza la tuya y  lo importante es que sepamos comportarnos y entender que hay unas leyes sobre el marco de las cuales tenemos que movernos y nunca tratar de pasar por encima de la gente.”