Ordóñez, con los ojos en La Habana

En el acto en el cual se oficializó el segundo periodo como jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez Maldonado, fue enfático sobre sus nuevos propósitos en esta nueva etapa en la Procuraduría: los diálogos en La Habana y la continua lucha contra la corrupción. El presidente Santos le pidió que respete las ideas y convicciones ajenas.

Alejandro Ordóñez Maldonado manifestó la manera como va a seguir el actual proceso de paz con las Farc “estaré vigilante de los acuerdos en La Habana, como todos los colombiano anhelo la paz y tengo esperanzas en este proceso, pero no se puede lograr a cualquier precio, no se puede amenazar nuestra institucionalidad”.

 

Anuncios

También afirmó que el sueño de todos los colombianos es el de lograr la paz, pero fue enfático en decir que esta esperanza tiene que cumplir con varios requisitos para que se llegue sin ningún inconveniente a la conclusión de este proceso.

 

Con respecto a su primer periodo, Ordóñez señaló que durante su administración siempre luchó contra la corrupción y que en este nuevo gobierno al frente de la Procuraduría “será un procurador independiente, de eso no puede quedar ninguna duda”.

 

Durante su breve discurso no dejó de tocar el tema del “matoneo” al que, según Ordóñez, fue víctima por parte de los medios de comunicación y lo comparó con lo que pasa en los colegios actualmente. “Se pretende reducir, aplanar, amedrentar, excluir socialmente e intimidar intelectualmente a la víctima” aseveró el Procurador.

 

Sin embargo, afirmó que luego de su reelección el pasado 27 de noviembre en el Senado de la República, se olvidó de todas las afrentas en su contra, y dejó claro que perdonó a las personas que por todos los medios intentaron intimidarlo.

 

“Estos episodios no me causaron ninguna amargura, no se creó la menor herida en mi corazón, a los que me quisieron hacer daño los perdoné al día siguiente de mi elección, y les agradezco porque me permitieron ejercer la virtud cristiana de la paciencia”.

 

Alejandro Ordóñez Maldonado también tuvo palabras de agradecimiento a la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia por haber postulado su nombre para la terna a Procurador General, así como a la gran mayoría de Senadores por haberlo elegido. Además no dejó atrás su fe y declaró que todo esto fue posible gracias a su familia y a Dios.

 

Al final concluyó afirmando que la prioridad en esta nueva administración es perseguir a la corrupción. “Cumpliré mi trabajo en el Ministerio Público con el mismo talante, con la defensa de los derechos y garantías fundamentales de los ciudadanos en los escenarios administrativos y judiciales, ese es mi compromiso. Si hay algo prioritario en esta administración será la lucha contra la corrupción, se nos han dado todos los elementos y herramientas para hacerlo” aseveró en el Salón Gobelinos de la presidencia de la República.

 

Por su parte, el presidente Santos le pidió al reelegido Procurador que respete las ideas y convicciones ajenas y lo exhortó para llevar una lucha sin cuartel contra la corrupción “Necesitamos hombres verticales, tolerantes frente a las ideas del otro, pero intolerantes frente a la corrupción y la trampa” concluyó.