Ordóñez acaba con Petro

La Procuraduría General de Nación, en primera instancia,  destituyó e inhabilitó por 15 años al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro por la implementación del esquema de aseo en Bogotá. El comunicado leído por Alejandro Ordóñez, argumentó la “falta de planificación y la constante improvisación” con las que el actual alcalde adoptó las decisiones que llevaron la crisis del servicio de aseo en Bogotá entre los días 18 y 20 de diciembre de 2012. 

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado, afirmó que en la investigación se pudo determinar que las fallas en la ejecución del modelo para la recolección de basuras se presentaron múltiples quejas por parte de los ciudadanos, funcionarios públicos y el mismo defensor del Pueblo.

 

Anuncios

De la misma manera, el jefe de la cartera pública señaló que los graves problemas que se desarrollaron en la ciudad los días 18, 19 y 20 de diciembre de 2012 se debieron a la “absoluta incapacidad” del Distrito y la administración en cabeza de Gustavo Petro.

 

Asimismo confirmó, después de practicar las pruebas documentales y testimoniales y escuchar los descargos del procesado, que se presentaron fallas en la planeación y celebración de los contratos a la prestación del servicio. “El señor alcalde mayor de Bogotá de manera libre, consciente y voluntaria, ordenó asignarle la prestación del servicio de aseo a dos entidades sin ninguna experiencia y conocimiento”.

 

Por la “falta de planificación y la constante improvisación” de los convenios celebrados con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB) y la creación de Aguas de Bogotá para la realización de las labores de recolección de las basuras, la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación le formuló en junio pasado pliego de cargos.

 

En la intervención, Alejandro Ordóñez consideró que el alcalde Petro cometió tres faltas, dos de ellas calificadas como gravísimas a título de dolo y la tercera con culpa gravísima. Gracias a eso, la Procuraduría reaccionó a las nueve quejas presentadas en contra del burgomaestre. Dos de particulares; dos más del personero de Bogotá, Ricardo Cañón, y del defensor del pueblo, Jorge Otálora; la siguiente del presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, Pablo Bustos; otra del representante a la Cámara, Miguel Gómez, líder del proceso de revocatoria en contra del alcalde y las restantes de los concejales Orlando Parada Díaz, María Victoria Vargas Silva y Roberto Hinestrosa Rey.

 

También, el Ministerio Público recalcó que los contratos entre Uaesp y la gerencia de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado fueron irregulares y accionaron en contra de las normas contractuales.: “La EAAB no era capaz desde el punto de vista técnico, operativo y por falta de experiencia para asumir la prestación del servicio público de aseo en Bogotá”.

 

Y continúo expresando las graves improvisaciones que sucedieron hace casi un año: “Hubo constante improvisación, falta de planeación y la inequívoca voluntad de asignar la prestación del servicio a entidades públicas sin experiencia y sin la capacidad técnica requerida, así como crear un modelo de prestación del servicio de aseo por fuera del ordenamiento jurídico, afectándose el principio de libertad de empresa”.

 

Mientras en la Procuraduría General de la Nación se oficializaba la destitución de Gustavo Petro, el alcalde se encontraba en el debate por el Día Internacional de la Lucha contra la Corrupción, en donde afirmó: “A propósito de lo que estamos hablando, me acaban de destituir por 15 años. En este momento ya no soy el alcalde de Bogotá”.

 

Varios militantes del movimiento Progresista se están movilizando hacía la Plaza de Bolívar para manifestar su descontento por una medida, que según ellos, es antidemocrática y totalmente politizada con el fin de acabar con la izquierda del país.