Omacha, en busca de la preservación de ecosistemas de la Región Oriental (Duplicar)

La Fundación Omacha realizó un trabajo de monitoreo de mamíferos acuáticos y terrestres  a lo largo del rio Tillavá ubicado en el departamento del Meta,  con el fin de generar herramientas de ejecución para la preservación y el mantenimiento de los socioecosistemas de esta región.

Para la investigación, la Fundación Omacha realizó varias visitas a la zona teniendo en cuenta el periodo climático como, por ejemplo, los pulsos de inundación, aguas ascendentes, aguas altas, aguas descendentes y aguas bajas, por un periodo de ocho días cada una, para vigilar a los mamíferos acuáticos y terrestres  presentes en el  río.

 

Anuncios

Durante las visitas, en total se transitaron 242 kilómetros, ya que, se realizaron recorridos río abajo y río arriba, en donde se establecieron dos segmentos en la fuente hídrica para analizar la presencia de mamíferos. El primero corresponde a la parte alta del río hasta la desembocadura del caño Rubiales, y el segundo, desde la desembocadura hasta el rio Tillavá.

 

Para Omacha como para Pacific Rubiales es muy importante hacer este tipo de investigaciones exploratorias y de monitoreo de su área de influencia como lo es Rubiales, ya que, el rio Tillavá actúa como corredor de nutrientes  entre los ecosistemas que se encuentran a su paso y, al mismo tiempo, estos ambientes  son el hogar de una variedad de especies de mamíferos que por sus características biológicas actúan como  “sombrillas”. Este estudio permitió que se conociera su habitat, para la conservación de la buena salud de los ecosistemas y de los animales.

 

Según la fundación se registró la presencia de grandes mamíferos terrestres  pertenecientes  a nueve órdenes, 16 familias y 26 especies, en total fueron 281 registros como: venados, zorro venadero, zorro, Jaguar, tigrillo, puma, nutria gigante, lobo de agua, tonina, cachicamo, ocarro, cachicamo, zarigüeya, danta, oso melero, oso palmero, mono aullador, mico maicero, chigüiro, lapa ñeque, rata espinosa y ardilla.

 

Por otro lado, en la región se identificaron por medio del muestreo ecosistemas como: ríos, playas, sabanas, bosques de galería, esteros y humedales. Según el estudio el río juega un papel importante como corredor, pues a través de este se da un flujo de materiales y nutrientes entre los ambientes que se encuentran a su paso, que permite que distintos animales que habitan en las sabanas o bosques se acerquen al cauce para acceder al agua.

 

Finalmente, la investigación trae como resultados que los individuos de larga vida, bajas tasas de incremento y largos periodos entre generaciones como en el caso de los mamíferos son más vulnerables a la extinción que aquellos con ciclos de vida más cortos, lo que hace necesario crear campañas  para disminuir la presión de la caza generada por la comunidades que habitan  la región.

 

Además, recomienda la continuidad de campañas de concientización sobre la tala de árboles, ya que, esta actividad es una de las principales amenazas  de la especies de mamíferos, pues altera su hábitat.