Objeto del deseo

Construir y entregar casas es una de las acciones con las que un gobierno puede recibir más réditos políticos en reconocimiento, popularidad, agradecimiento y votos.
2011-07-06 Más aun cuando hay un presupuesto que hace posible emprender ambiciosos planes, obtener resultados visibles a mediano y corto plazo que impactan de forma positiva en la vida de una familia promedio.

Por esto y porque es una novedad en la estructura del poder ejecutivo, la creación del nuevo Ministerio de Vivienda se ha convertido en un objeto de deseo para muchos personajes de la política nacional.

El próximo Ministro tendrá la oportunidad de desarrollar proyectos de interés social en todo el país. Según cifras oficiales, el gobierno pretende construir y adjudicar 1 millón de soluciones de vivienda popular. Y el sector tiene una partida presupuestal adicional de 160 mil millones para atender las necesidades de construcción de vivienda nueva para los damnificados por el invierno

Detrás de esta provocativa “joya política” ya están varios pesos pesados.

El primero, Germán Vargas Lleras: actual Ministro del Interior y de Justicia, ex presidente del Senado, quien aspiró a la presidencia por Cambio Radical en las elecciones del 2010. Es evidente que sigue albergando las ganas de subir un nuevo peldaño en su carrera por ocupar la Casa de Nariño. Ya fue destacado su desempeño en la cartera del Interior por lograr la aprobación de una importante agenda legislativa y protagonizar varias de las disputas políticas más sonadas. A su ya reconocido perfil de jefe político y a su prestigio en temas de seguridad, no le vendría mal un toque de lo “social”.

Otro nombre que suena para estrenar este nuevo despacho es Rafael Pardo, director nacional del Partido Liberal y ex candidato presidencial. Entre los Parlamentarios de esta colectividad es común oír reclamos al gobierno por no tener aun una representación en el gabinete, pese a que la bancada roja como parte de la Unidad Nacional ha estado firme en el apoyo a leyes fundamentales para la administración Santos. El nombre de Pardo está gravitando en los mentideros políticos para ser uno de los nuevos ministros. Desde este Ministerio Pardo como economista, podría aumentar el reconocimiento y popularidad para mantenerse activo en la baraja de la política electoral.

Esto sin olvidar que Beatriz Uribe Botero, la que fuera gerente de la campaña presidencial de Andrés Felipe Arias, sería la carta uribista que entraría a intensificar la contienda. La actual Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial es economista de la Universidad del Rosario, se ha desempeñado como Asesora del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, fue Coordinadora de la Unidad de Programas de Crédito Externo del Ministerio de Educación y Viceministra de Vivienda y Desarrollo Territorial entre 2003 y 2005. Su carrera política se podría ver ampliamente favorecida al ser la primera Ministra de Vivienda del país, de hecho está bien posesionada de su papel y no siente que su nombramiento esté lejos.

Por ahora estas son las tres figuras que han manifestado en privado su aspiración. Sin embargo, la “gabinetología” está en plena efervescencia ante la inminencia de las nuevas entidades, y cambios en la actual baraja ministerial y no descarta otros nombres de personajes ligados a sectores de la construcción, más técnicos, y no necesariamente del mundo político.