Actualidad, Lo + Confidencial

Objeciones a manos de la Corte, mientras el Centro Democrático insiste en pacto nacional

JEP
Publicidad

Ante la imposibilidad de ponerse de acuerdo para salir del embotellamiento en que se encontraba el debate en el senado sobre las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP, las diferentes bancadas tomaron la decisión de enviar a la Corte Constitucional el documento con la votación lograda el pasado martes donde obtuvo 47 votos a favor del informe presentado por los senadores Alberto Castilla e Iván Marulanda, que negaba la petición del Gobierno, contra 34 de quienes acompañan al presidente Duque.

Será el alto tribunal quien decida de que lado estaba la razón, si de quienes consideran que realmente lo requerido es una mayoría simple, y que por lo tanto no se debía dar lugar a una segunda votación porque ya hubo una mayoría y, por ende, el siguiente paso es que el presidente Duque sancione la ley.

Del lado de la oposición y los independientes como Roy Barreras, por ejemplo, aseguran que a las cuentas se debe descontar la curul de Aída Merlano, detenida por corrupción y la de Iván Márquez quien no tomó posesión. Así las cuentas según este bloque parlamentario, los 47 votos obtenidos son más que suficientes para archivar los reparos, porque la cuenta se debe hacer sobre 92 parlamentarios estaban facultados para votar.

Otra cosa opina la senadora Paloma Valencia quien en declaraciones para Confidencial Colombia aseguró que “si no se votan los artículos, estos van a hundirse. Los que antes tenían mayoría, ahora no la tienen, no se puede decir que estos tienen vida jurídica porque no tienen mayoría”. 

Tras no darse ninguna decisión respecto a las objeciones, las voces de la oposición y de varios de los partidos que no apoyaron los reparos era de triunfo, y esperan que la Corte Constitucional les dé la razón, mientras tanto el Centro Democrático seguirá insistiendo en un pacto nacional.

Al respecto habló en entrevista para Confidencial Colombia el senador del Polo Democrático Iván Cepeda:

¿Lo ocurrido con las objeciones a la Ley Estatutaria plantea la pregunta de si es necesario un pacto político entre los que votaron Si y los que votaron No al plebiscito por la paz?

Iván Cepeda: Nunca hemos rechazado la posibilidad del diálogo político, más si es por un objetivo supremo como es la reconciliación nacional, pero obviamente sobre unas bases que sean claras. Una de ellas: nada que pueda acabar con el proceso de paz; que no haya acuerdo que puedan hacerle daño a los derechos de las víctimas; que incluya a quienes suscribieron el acuerdo; que haya un punto final a las posibles modificaciones del acuerdo, porque este no se puede seguir cambiando hasta que quede irreconocible.

Publicidad

¿Con esos inamovibles cree que se pueda llegar a ese pacto político con el Centro Democrático?

Iván Cepeda: Si hay consenso sobre unas bases serias, nosotros estamos en plena disposición de hacerlo. Así se lo hemos manifestado al Gobierno y al Centro Democrático.

¿Es posible llegar a un acuerdo ahora que permita modificar los acuerdos de paz, teniendo en cuenta que la Corte Constitucional determinó que durante tres los próximos tres períodos consecutivos que equivalen a los siguientes doce años, no se puede tocar lo firmado?

Iván Cepeda: Se puede llegar a un acuerdo sin ningún problema, sobre la base de que hay un acuerdo de paz.  El acuerdo no puede ser desdeñar o destruir lo que se firmó. Esa es una realidad incontrovertible, la paz no es una realidad que está en discusión. Hoy las Farc se han convertido en un partido político; hay unas instituciones creadas para la implementación de esos acuerdos. Hay millones de colombianos que creen en ese proceso, como hay algunos que tienen dudas. Dialoguemos.

¿Temen que vía Plan Nacional de Desarrollo se trate de modificar los acuerdos de paz?

Iván Cepeda: Sin duda. Esta discusión que vamos a abocar ahora nos obliga a mirar con lupa cerca de 50 artículos que vienen ya en la ponencia que se adoptó por parte de las comisiones económicas que tienen una serie de disposiciones contrarias al acuerdo de paz.

Previous ArticleNext Article