Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Obama venció a Romney en el tercer debate presidencial

Al finalizar el debate presidencial en el que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, se desviaron de la temática de política exterior del tercer debate de hoy hacia asuntos internos; los sondeos arrojaron una clara victoria del actual mandatario. 

Al finalizar el debate presidencial en el que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, se desviaron de la temática de política exterior del tercer debate de hoy hacia asuntos internos; los sondeos arrojaron una clara victoria del actual mandatario. 

Ambos candidatos pasaron al menos diez minutos hablando de educación, desempleo y presupuestos, pese a que el moderador, Bob Schieffer, trató de reconducir el debate.

Anuncios

Preguntados por la situación de Estados Unidos en el mundo, Obama aseguró que las alianzas del país con otras potencias “nunca han sido más fuertes” y además subrayó que la reducción del presupuesto en defensa ha permitido comenzar a “reconstruir Estados Unidos”.

“(Las alianzas) en Asia, en Europa, en África, Israel, nos han permitido tener una presencia militar sin precedentes, así como cooperación de inteligencia, incluyendo el manejo de la amenaza iraní. Pero lo que también nos ha permitido hacer es posicionarnos para que podamos comenzar a reconstruir Estados Unidos”, dijo el presidente.

A partir de ese momento, la conversación se desvió hacia política interna y desempleo.

“Ese es mi plan: asegurarme de que estamos reconstruyendo la industria, que estamos creando puestos de trabajo aquí, como lo hemos hecho con la industria automotriz, no recompensar a las empresas que traspasan trabajos ultramar, asegurándonos de que tenemos el mejor sistema educativo del mundo”, dijo Obama.

“Tengo una política para el futuro y una agenda para el futuro”, replicó el candidato republicano.

“Cuando se trata de nuestra economía, sé lo que se necesita para crear 12 millones de nuevos empleos y aumentar los salarios. Y lo que hemos visto en los últimos cuatro años es algo que no quiero ver a lo largo de los próximos cuatro años”, aseguró Romney.

Romney, además, aprovechó la oportunidad para recordar que el presidente estadounidense había prometido que en estos momentos el desempleo estaría en el 5,4 por ciento, mientras que se sitúa en el 7,8 por ciento.

“Hay 9 millones de empleos menos de los que prometió. Yo voy a hacer que Estados Unidos vuelva a funcionar”, añadió.

 

China

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que China es “tanto un adversario como un socio potencial” en función de si sigue “las reglas de juego”, al referirse a la política que defenderá ante el gigante asiático.

“China puede ser tanto un adversario como un socio potencial si sigue las reglas. Insistiremos en que China siga las reglas de juego”, afirmó Obama en el tercer y último debate presidencial celebrado en la Universidad de Lynn en Boca Ratón (Florida).

Por su parte, el aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, acusó a Pekín de llevar a cabo una “silenciosa guerra comercial” que está acabando con empleos estadounidenses.

Romney se mostró en esta ocasión más conciliador con China y coincidió en calificarlo de potencial “socio”, al igual que Obama.

“China tiene intereses compartidos con nosotros, como lo es la estabilidad internacional. No tenemos por qué estar enfrentados con ellos”, explicó el exgobernador de Masachussetts.

No obstante, se comprometió a declarar a ese país “manipulador” de divisas si gana las elecciones el próximo 6 de noviembre, aunque no quiso comentar sobre la posible guerra comercial consiguiente.

“Debemos entender que no nos podemos simplemente rendir y perder trabajos año a año. Debemos decirles a nuestros amigos en China: miren, están jugando de manera agresiva, lo entendemos, pero no puede seguir así”, agregó.

Romney explicó que China le vende a EE.UU. mucho más que a la inversa, por lo que “está claro quién no quiere una guerra comercial”.