Nueva figura

Una de las nuevas figuras que emerge de las aguas del invierno es el director del Instituto de Meteorología, Hidrología y Estudios Ambientales (Ideam), Ricardo Lozano, hasta el punto de que hoy se podría perfilar como un posible reemplazo de la ya designada ministra del Medio Ambiente, Sandra Bessudo.2011-06-26 Este santandereano de 43 años de edad, canoso prematuro y trabajador obsesivo se ha convertido, por obra y gracia del fenómeno climático que tiene al país bajo el agua, en ficha fundamental del Gobierno para superar una crisis sin precedentes en la historia de Colombia.

Desde que se posesionó como director del Ideam, su descanso nocturno termina a las cuatro y media de la mañana sin necesidad de despertador. Desde esa hora su teléfono suena sin cesar y atiende con igual diligencia las llamadas de alcaldes, gobernadores, congresistas, periodistas y hasta ciudadanos de a pie que no dan un paso fuera de su casa sin consultar su erudito pronóstico del tiempo.

Este conocimiento y pasión sobre los fenómenos climáticos y su incidencia fundamental en el bienestar del país no son fortuitos. Lozano es Geólogo, egresado de la Universidad Industrial de Santander-UIS, especializado en medios de comunicación de la Universidad de los Andes, con 16 años de experiencia en el ejercicio de la gestión ambiental y social. Ha sido asesor de dos ministros de ambiente, consultor del PNUD, asesor del Dama y el Ideam, antes de llegar a su actual cargo.

Además de estar a la cabeza de la máxima autoridad nacional en hidrología y meteorología del país, es también miembro principal del Fondo Mundial para la Adaptación al Cambio Climático de las Naciones Unidas en representación de Colombia y de todos los países en desarrollo, con sede en Bonn Alemania. También es Vicepresidente del Instituto Interamericano para el Cambio Climático – IAI con sede en Brasil y representa a Colombia en las negociaciones internacionales del nuevo protocolo de Cambio Climático.

Anuncios

Gracias a esa amplia experiencia, rigor científico y capacidad gerencial, Lozano ha convertido al Ideam en pieza fundamental del engranaje estatal para la prevención de desastres y formulación de políticas de Estado que permitan sortear con éxito los permanentes desafíos del cambio climático.

Lo que antes era una anónima institución solo reconocida popularmente por sus pocos acertados pronósticos del clima, ha cobrado bajo su dirección una importancia estratégica y coyuntural gracias a su serio trabajo de generación de información sobre el estado y demanda de los recursos naturales renovables, la hidrometeorológica para la seguridad área, vial, acuática y marina, la generación de pronósticos diarios para la prevención de desastres como inundaciones, incendios y deslizamientos, mediante la operación de cerca de 3000 estaciones meteorológicas en todo el territorio nacional.

El presidente Santos ha reconocido su vocación de servicio y criterio para formular acertados consejos, y es por eso que Lozano ahora integra el círculo más cercano del mandatario para afrontar la complicada situación desencadenada por las imparables lluvias y sus nefastas consecuencias. Tan cercano, que su nombre ya suena con insistencia para pisar fuerte en un nuevo gabinete.