Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Noticias, Confidencial, Colombia, Cali, Medellin, Bogota, “En Bosque Calderón no se trafica con menores”: vecinos

Las calles del barrio Bosque Calderón ya no respiran alegría, los niños ya no juegan en las calles, de hecho ni siquiera se ven niños solos en la calle. Desde hace una semana que se vivieran los estremecedores hechos con el secuestro y asesinato de la menor Yuliana Samboní, las empinadas cuestas del barrio se encuentran solas y en silencio, las puertas de las casas bajo llave, la comunidad muy sensible a las visitas de personas que no acostumbren el sector. El luto y preocupación se apoderan de un barrio en el que era costumbre  dejar  las puertas abiertas como también permitir que los niños jugaran en las calle. Desde el fatídico 4 de diciembre, nada será igual.

Respecto a posibles casos de acoso, abuso o tráfico de menores en el barrio Bosques Calderón, Confidencial Colombia realizó las respectivas indagaciones en el sector. Los habitantes de esta parte de la ciudad, aseguraron que este tipo de crímenes jamás se habían presentado en el barrio como tampoco casos de proxenetismo ni nada parecido.

 

Anuncios

Leidy Camargo, habitante de Bosque Calderón y madre de una niña de 5 años, afirmó a este periódico que “el barrio es humilde pero seguro, acá nos cuidamos entre nosotros sin temer por la seguridad de nuestros hijos”. Leidy  agrega; “en los 7 años que llevo en el barrio, nunca he sabido de una violación y mucho menos de que mujeres o niñas de nuestra comunidad se vendan a hombres. Todo eso que se ha rumorado en los últimos días es completamente falso“.

 

Por su parte Cristian, un joven tendero que es vecino de la familia Samboní, asegura que Yuliana frecuentaba su tienda como también que “la niña andaba solita de arriba hacia abajo, como todos los niños del barrio”. Cuando se le consultó a Cristian sobre la seguridad que tiene el sector, sin pensarlo dos veces declaró  que es muy buena, recalcó que los policías siempre están haciendo ronda tanto en patrulla como a caballo en la zona boscosa. Asimismo, Cristian nos cuenta que, “la presencia de la policía es constante y como todos nos conocemos en el barrio, es más fácil informar a las autoridades de personas extrañas que estén haciendo cosas indebidas”.

 

Vecinos cercanos a la casa donde vivía Yuliana, dicen que aunque no se han presentado otros casos de esta magnitud, si nos confirman en el barrio frecuentaba una  camioneta Ford color azul oscura de alta gama que paraban y acosaban otras niñas. En este punto hay quien afirma que en ese carro estaba Noguera y otras versiones hablan de otro hombre que no tiene nada que ver con la investigación de Yuliana. Además, otros vecinos denuncian que en el sector hay un taxista que también se acercaba para acosar a niñas y mujeres.

 

Salimos de Bosque Calderón, un barrio marcado por la tragedia, por la desolación y la desconfianza en el que todo ha cambiado. Incluso el recelo con el que se ve a los periodistas dado que la invasión de los medios se produjo por este crimen pero no por las innumerables peticiones que la comunidad ha hecho a la opinión pública y a la alcaldía, peticiones de mejoramiento del barrio que a día de hoy nunca se han cumplido.