Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Noticias, Confidencial, Colombia, Cali, Medellin, Bogota, Atentado infame en el norte de Bogotá

En la noche de este miércoles, un auxiliar de policía murió a causa de una explosión en el nororiente de Bogotá. Debido a la misma situación, resultaron heridos otros siete uniformados.

La explosión que irrumpió la tranquilidad de una de las zonas más rurales de la localidad de Usaquén En la noche de este miércoles, se presentó sobre las 10:00 p.m., en estos hechos se vio afectada una subestación de Policía en cercanías al humedal Torca, la cual se encuentra ubicada en la carrera Séptima con calle 200.

 

Anuncios

Según versiones preliminares de las autoridades, el trágico evento dejó un policía muerto y, al menos, siete personas heridas, las cuales fueron trasladadas al hospital Simón Bolívar y a la Fundación Cardioinfantil.

 

Fuentes policiales confirmaron que, dos hombres que se movilizaban en motocicleta dispararon contra el uniformado que murió. Luego le arrastraron hasta unos barriles de contención y dejaron en su cuerpo el artefacto explosivo, y de manera infame detonarlo cuando sus compañeros acudieron a prestarle los primeros auxilios.

 

La víctima mortal se encontraba de servicio y prestaba vigilancia a la subestación de energía cercana al lugar de los hechos. De acuerdo con las primeras pesquisas, los responsables del ataque hurtaron el arma de dotación del uniformado asesinado.

 


 

 

La hipótesis que manejan las autoridades hasta el momento es que se trató del denominado ‘plan pistola’. La Policía no descarta que la explosión se trate de un  atentado terrorista por parte del grupo armado ELN.

 

Entre las medidas de seguridad adoptadas por la Policía para garanticar la seguridad de sus oficiales y la de las personas que transitan por ese sector, se desvió el tránsito por la carrera séptima, desde el municipio de Chía. Añadido a esto, se activó un ‘plan candado’ en toda la ciudad como dispositivo para dar con los responsables del crimen.

 

Al lugar llegaron hombres de la Sijín y expertos antiexplosivos que acordonaron la zona.

 

En las últimas horas, las autoridades también inspeccionaban lotes aledaños al lugar del atentado, entre estos un parqueadero de buses del Sistema Integrado de Transporte (SITP), en busca de más elementos explosivos.