Noticias, Confidencial, Colombia, Cali, Medellin, 43.000 vendedores informales no conocen o rechazan las medidas de reubicación del Distrito

Más de 3.000 vendedores informales se acogieron a  los planes de reubicación de la Alcaldía de Bogotá. A pesar de la cifra obtenida por la actual administración, hay vendedores que rechazan o no conocen los ofrecimientos para su reubicación.

En el año 2016 se efectuaron 104 jornadas de recuperación del espacio público de Bogotá, esta medida cobijó los sectores de la ciudad  donde se presentaba más problemas de movilidad peatonal, ocasionada por la invasión del espacio público. Esto según el Instituto Para La Economía Social (IPES).

 

Ante estas campañas de recuperación, el Distrito resaltó los avances obtenidos en 2016 y reveló que 3.295 de los vendedores que fueron afectados por esta medida, se han sumado a los planes de reubicación ofrecidos por la Alcaldía.

 

A pesar de la gran cifra obtenida por esta administración, hay puntos donde los vendedores ambulantes rechazaron la oportunidad de participar en el sorteo de un puesto legal. En sectores como la calle 72, la calle 19, la Plaza de Bolívar, el Parque Simón Bolívar y Portal 80 entre otros, no fue bien visto el mecanismo dispuesto para la reubicación de sus establecimientos.

 

La directora del IPES, María Gladys Valero, tiene una meta ambiciosa para este 2017 y dice que; “La meta para el año entrante es que podamos llegar a 12.000 vendedores de la economía informal, que acepten nuestras propuestas y salgan del espacio público (…) En 2016 tuvimos ferias navideñas en el Parque el Tintal, el Parque Nacional y el Parque de Usaquén. Más de 220 vendedores de la economía informal se reubicaron en estos lugares”.

 

Para el mes de octubre pasado, el Registro Individual de Vendedores Informales registró que en Bogotá hay más de 43.000 vendedores informales. La localidad de Santa Fe lidera la lista con el 19,53% de este comercio informal, a esta le sigue Kennedy con el 8,65% y Los Mártires, con 6,78%.

 

Añadido a esto, en una indagación realizada por Confidencial Colombia en la localidad de Chapinero, se pudo deducir que hay mucho escepticismo con la oferta que hace el Distrito, pues muchos vendedores informales han asegurado que las reubicaciones no son equitativas, añadido a esto hay quienes aseguran que los puestos metálicos que ofrece el Distrito están ubicados en zonas poco comerciales, y según ellos, prefieren corre de la policía a descapitalizarse en un “puesto inservible” que no da garantías de sostener sus gastos.      

 

Mauricio es un vendedor informal que pidió se omitiese su apellido y ser fotografiado, esto para evitar inconvenientes en el lugar donde trabaja. Mauricio es un hombre de aproximadamente 60 años de edad, cuando se le preguntó de qué opinaba sobre la reubicación de vendedores ambulantes, este dijo no tener ningún interés, pues jamás ha tenido que moverse de la esquina donde está ubicado, como tampoco ha confrontado a la policía. Esto se puede interpretar como una excusa para seguir ocupando el espacio público, como también  puede ser  muestra de que aún falta que el Distrito de a conocer detalladamente sus ofrecimientos.  

 

Ante el desconocimiento de unos y las inconformidades de otros, la disputa por el espacio público será  una problemática delicada y de largo tiempo, pues esta puede que se debata en el Concejo Bogotá, dado el caso de que los vendedores ambulantes logren recoger las firmas necesarias para promover un cabildo abierto.