Noticias, Confidencial, Colombia, Bogota, Cali, Medelin, Controlada la emergencia presentada en barrios aledaños al relleno Doña Juana

Tras las protestas de comunidades aledañas al relleno de Doña Juana, las cuales denunciaban proliferación de insectos y malos olores afectaron el buen vivir, la empresa operadora del relleno desplegó una serie de medidas  de control para dar solución la crisis. Asimismo, la Secretaría del Hábitat dio a conocer el Decreto que permitirá dar un manejo responsable de las basuras en Bogotá.

El 3 de enero de este año, los habitantes de las veredas Mochuelo Alto y Mochuelo Bajo (Ciudad Bolívar), protestaron respecto a parámetros insalubres que generó el relleno sanitario Doña juana.

 

Anuncios

Por esa razón, el Centro de Gerenciamiento de Residuos (CGR), que opera el punto de acopio de residuos de Bogotá, se vio en la obligación de implementar un plan de choque para controlar la proliferación de los insectos, roedores y malos olores, que afectaban la salud de los habitantes delos barrios aledaños.

 

Según indicó el CGR, dentro las acciones tomadas en este plan de choque, se aplicaron 98 kilos de cal viva sobre los residuos descubiertos en el relleno; se realizó fumigación en los barrios con aspersor y se complementó esta actividad bajo la modalidad de termonebulizador, para que el insecticida pase de estado líquido a gaseoso y permita acabar con las moscas, cucarachas y ratas que llegaron a las viviendas.

 

Este viernes 13 de enero, antes de que culminase el plazo anunciado para darle solución a la crisis, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), emitió un comunicado en el que se afirmó que las medidas anunciadas por la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) fueron cumplidas a cabalidad. El documento da cuenta que; “La CAR, quien supervisa la licencia del vertedero, estuvo en permanente vigilancia de las medidas, las cuales, efectivamente, cumplieron con el objetivo de aislar las moscas que generaron molestia de la comunidad”.

 

“Tantas moscas me daban asco, pues no solo tenía que espantarlas al caminar por la calle, pues al llegar a casa era imposible sacarlas. Gracias a dios fumigaron, porque pues ni siquiera podíamos comer tranquilos” dice Ligia Tobar Gómez, habitante de Mochuelo Alto.  

 

Por el momento, se espera adelantar una reunión con líderes de los barrios, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), con el operador CGR y la CAR, con el fin de analizar los resultados y posteriormente establecer medidas para evitar nuevos inconvenientes .

 

Asimismo, la Secretaría del Hábitat dio a conocer el Decreto que permitirá dar un manejo responsable de las basuras en Bogotá. En conjunto con la UAESP, se implementará el  Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS), el cual dará un aprovechamiento integral a los residuos sólidos.

 

 

Para hacer de este plan una campaña complementaria, se generaran condiciones favorables para la población recicladora, pues serán capacitados para fortalecer  técnicamente esta actividad, como también se brindará asistencia psicosocial, acceso a la seguridad social.

El PGIRS inicia su ejecución a partir del Decreto 495 de 2016 y se constituye como la herramienta que regirá la política del manejo de los residuos sólidos de la ciudad durante los próximos 12 años.

 

Asimismo, este plan pretende reducir las 189.238 toneladas mensuales que ingresan actualmente al relleno sanitario de Doña Juana. Armando Ojeda, subdirector de servicios públicos de la Secretaría Distrital del Hábitat, aseguró que “el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos busca aumentar el aprovechamiento de residuos sólidos a través de la implementación de separación en la fuente y de presentación diferenciada, con el fin de disminuir en un 6% las toneladas dispuestas en el relleno sanitario de Doña Juana”.

 

Por el momento, se espera adelantar una reunión con líderes de los barrios, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), con el operador CGR y la CAR, con el fin de analizar los resultados y posteriormente establecer medidas para evitar nuevos inconvenientes .