Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Noticias, Bogota, Colombia, Confidencial, Medellin, Cali, La Habana, Diálogos de paz, Humbereto de la calle

El jefe negociar del Gobierno en los diálogos de paz, Humberto de la Calle, salió al ruedo para explicar y aclarar lo que la mesa negociadora ha planteado para proteger jurídicamente los acuerdos. Hasta el momento, dice el plenipotenciario, son simplemente ideas.

En su declaración señala que en La Habana “se han planteado algunas (opiniones), que van desde la caracterización del posible Acuerdo Final al que se llegue como un acuerdo especial a la luz de las normas del Derecho Internacional Humanitario, o también otra idea, la incorporación al llamado bloque de constitucionalidad del Acuerdo y una tercera, una declaración del Gobierno comprometiéndose ante Naciones Unidas a respetar y cumplir lo pactado”.

 

Anuncios

Tanto las FARC como el Gobierno comparten que cuando se llegue al acuerdo este sea estable y vinculante. “La búsqueda de la estabilidad de lo pactado es un objetivo compartido. En ese orden de ideas, hemos estado abiertos a considerar uno o varios de esos mecanismos con ese mencionado propósito: la búsqueda de estabilidad y de seguridad jurídica” agrega De la Calle.

Sin embrago, el Jefe de la delegación del Gobierno, advierte que sea cual sea la herramienta que se adopte, ésta debe acudir a una refrendación popular, es decir, serán los colombianos quienes decidan. Y si hay alguna interpretación que diga que esta deba desaparecer, pues la información “es inexacta. (…) ese es un compromiso firme”.

Además aclaró que “no puede haber una especie de reforma constitucional en la sombra, una reforma a espaldas de los elementos esenciales de nuestro Estado de Derecho”, es decir, la Mesa de La Habana no tiene el poder de reformar por sí misma la Constitución.

Finalmente recordó que, “nada está convenido mientras no esté todo convenido, (así lo) establece principios esenciales. En primer lugar, los acuerdos se discuten en la Mesa y, en segundo lugar, la valoración política y jurídica de lo que se logre debe hacerse de manera completa e integral. Estos caminos anticipados realmente arriesgan el logro del Acuerdo Final y anticipan una enorme posibilidad de multiplicidad de demandas que terminan finalmente atentando contra el propio Acuerdo”.