Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Noticias, Bogotá, Colombia, Confidencial, Medellin, Cali, Barranquilla, alvaro uribe, centro democratico, Timochenko

“La paz no está en discusión, están en discusión su eficacia, su sostenibilidad y el riesgo para nuestra democracia”. Esta fue la respuesta del expresidente Álvaro Uribe al máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’. El líder guerrillero le había enviado una carta al senador del Centro Democrático, solicitándole conversar tranquilamente sobre el proceso de paz.

El congresista cuestiona varios puntos del proceso de paz, entre esos el haber comenzado unas conversaciones de paz, sin condiciones, es decir, “sin cese de actividades crimínales, verificable a través de la concentración supervisada”.

 

Anuncios

Articulo Relacionado: La carta de ‘Timochenko’ a Uribe

 

Según Uribe omitir estos temas, “ha contribuido al aumento de la criminalidad y a la desconfianza en el proceso, ya que, sin esa concentración, se negó a la ciudadanía el derecho de inferir que Farc, con buena fe en la paz, era ajena a cualquier delito cometido. La exigencia seguramente habría demorado la iniciación del diálogo, pero este habría generado más credibilidad”.

Frente al tema de justicia, el expresidente explica que hay riesgos de inestabilidad de los acuerdos  que se pacten con las FARC, pues para él la falta de reclusión carcelaria de los cabecillas “así sea relativamente corta”, afecta  una futura paz.

 

 

 

“Se tipificaría la falta de castigo adecuado, sin que ese requisito lo pueda suplir la restricción de movilidad y de residencia, temas en los cuales la Farc ha contradicho al Gobierno, y presentan una ambigüedad generadora de dificultades posteriores” reza la misiva del congresista.

 

Otro de los temas que puso sobre la mesa el Senador del Centro Democrático, es el estatus que supuestamente los diálogos de paz le han dado a las Fuerzas Militares.  Para él la mesa de conversaciones “pone de igual a igual a los comandantes institucionales con los cabecillas de (las) Farc, cuando la misión de los primeros es la protección de la ley y del ciudadano, y la de Farc es el delito, así lo encubran con la pretensión del derecho a la rebelión”.

 

Aunque, el expresidente no dio una respuesta directa a la propuesta de ‘Timochenko’, si dejó entrever que, no se reunirá con el cabecilla guerrillero.