"No soy como el procurador. Yo no odio": Petro

“La constitución dice que el que destituye al alcalde es el presidente de la República no el procurador”. Acompañado de la guardia indígena, del dirigente de dignidad papera César Pachón y de su familia, el destituido alcalde Gustavo Petro, declaró la decisión del procurador Alejandro Ordóñez como un golpe de estado y solicitó revolución democrática y  pacífica en toda Colombia.

En medio de aplausos, cantos y un multitudinario acompañamiento, Gustavo  Petro con palabras de agradecimiento destacó el apoyo del pueblo durante estos últimos días y dejó en claro que nunca más el pueblo callará.

 

Anuncios

Al inicio de su discurso, Petro aseguró que el 76% de la Bogotá Humana rechaza la destitución del procurador Alejandro Ordóñez y con el papel firmado que certifica la su destitución, el alcalde se preguntó que se puede hacer ahora con las movilizaciones y que se ha ganado con la realización de estas.  A lo que respondió: “con estas movilizaciones  se empiezan a solidarizar mundialmente con Bogotá. El mundo nos está mirando”.

 

Hablando sobre una  política del miedo, el alcalde indicó que debido a esta se han permitido grandes arbitrariedades en la ciudadanía  y  por eso la capital ha vivido una de las más grandes violaciones a los derechos humanos. 

 

De igual manera,  dijo que gracias a las movilizaciones  en toda la cuidad, clamando democracia, ha logrado que los ojos del mundo observen a Bogotá y como resultado de esto, el alcalde ha sido entrevistado por varios medios internacionales.

 

“Esto es gracias a la gente y de esta manera queda a la luz los arbitrarios y nunca más habrá silencio, ni tendremos miedo”, aseguró Petro.

 

“Las instancias de la justicia internacional hoy estudian el caso del golpe de estado propinado en Bogotá por el procurador”, agregó.

 

Petro anunció que el 18 de diciembre hablará con el Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y quien espera que el presidente de la República de la autorización  para asistir a dicha invitación, para de esa manera poder tomar decisiones acerca de la sentencia administrativa.

 

Según el gobernante, aceptaría la decisión del procurador en caso de que “tuviera pruebas de robo o alguna falta grave, pero si solo dice eso porque desprivatizó un servicio público” está en total desacuerdo y que lo único que se logra con estas determinaciones es enviar un mensaje de “guerra”.

 

“Hombres que se levantaron en armas pero que escogen el camino del pacto y método pacífico y democrático no pueden gobernar en el país. Eso quiere decir que nos excluyen”, manifestó.

 

También, el alcalde de la cuidad se dirigió al procurador y le dijo que no tiene ni idea sobre la religión cristiana, quien puso como ejemplo a la virgen María a quien, según Petro, el procurador tanto reza.

 

No obstante, Petro aseguró que el procurador rompió la constitución y rompió la ley, pero dejo dejó claro no lo demandará porque, según él, no tiene venganza, ni tampoco odio dentro sí mismo.

 

Por otra parte, dentro de su discurso anunció que en los próximos días se reunirá con el presidente de la república Juan Manuel Santos antes de viajar. Igualmente, hizo un llamado al mandatario para que actúe de acuerdo a la constitución y a la ley. Asimismo, invitó al jefe de Estado a que no escuche las voces de” politiqueros de pequeña estirpe” que hacen cálculos para quedarse con el presupuesto. Y le solicitó a Santos que haga un pronunciamiento.

 

Por último, Petro señaló que  el movimiento ciudadano no se agotará en estas fiestas navideñas, y por el contrario debe tener dos grandes objetivos: Primero, mantener la movilización hasta el próximo año y posteriormente lograr que se convierta en un movimiento a nivel nacional. Finalmente, convocó una  manifestación pacifica para el próximo 10 de enero.