Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“No eres tú: es tu tiroides”


En Colombia del 22 al 26 de mayo, se llevará a cabo la Semana Mundial de la Tiroides, una iniciativa de Merck que busca resaltar la importancia de la glándula tiroidea para la buena salud. Bajo el lema “No eres tú: es tu tiroides”, este año se hablará de los trastornos provocados por su mal funcionamiento, las causas, las consecuencias y los tratamientos de esta enfermedad que afecta a hombres y mujeres.

 

Anuncios

En las mujeres puede identificarse un problema de tiroides en momentos específicos de la vida. Conózcalos.

 

Para más información los ciudadanos pueden consultar el sitio web que se creó sobre el tema: www.thyroidaware.com

 

Muchas de las molestias que se sufren a diario como el estrés, la fatiga visual, dificultades para dormir e incluso la falta de motivación se adjudican mayormente al ritmo de vida que llevamos. Y aunque es verdad que ello puede tener relación con nuestro estilo de vida, es importante saber que estos y otros síntomas como perdida del cabello, uñas débiles, o inestabilidad del peso corporal pueden deberse a un problema de tiroides.

 

La Semana Mundial de la Tiroides (este año, del 22 al 26 de mayo) es una iniciativa de Merck que busca generar conciencia sobre el tema. Si tiene cualquier preocupación en cuanto a tener un trastorno tiroideo, se debe solicitar una cita con el médico. Un sencillo examen de sangre puede verificar si la glándula tiroidea está funcionando normalmente.

 

La tiroides es una de las glándulas más importantes del organismo, ya que controla el metabolismo y transporta las hormonas que se encargan de que los tejidos y los órganos se desempeñen correctamente. Esta glándula endocrina con forma de mariposa se ubica en el frente inferior del cuello, su trabajo es producir las hormonas tiroideas, las cuales son llevadas a través de la sangre a cada tejido del cuerpo para asegurar su buen funcionamiento.

 

Los trastornos tiroideos son muy comunes, principalmente en las mujeres y durante las diferentes etapas de su vida. Esto no significa que los hombres no puedan sufrir esta enfermedad, por lo que es importante estar atento a síntomas como aumento de peso, fatiga, dolor muscular, piel seca, irritabilidad o estreñimiento y acudir inmediatamente al médico para detectar cualquier anomalía.

 

 

 

¿Qué tipos de trastornos tiroideos existen?

 

El mal funcionamiento de la glándula tiroides puede provocar diferentes problemas de salud convirtiéndose en una de las enfermedades más comunes en el mundo, con alrededor de 1.6 mil millones de personas en riesgo. Existen dos tipos de trastornos que son los más frecuentes; hipotiroidismo e hipertiroidismo, con diferentes causas y síntomas.

 

Cuando la glándula tiroidea no produce la cantidad de hormonas suficientes para el correcto funcionamiento de las células que regulan el metabolismo se presenta el hipotiroidismo. Este trastorno se genera principalmente por causas como enfermedades autoinmunes, tratamientos con radiación, exceso o falta de yodo e incluso daño en la glándula tiroidea. Es importante prestar una atención adecuada a los síntomas ya que pueden generar complicaciones en la salud e incluso tener consecuencias mortales.

 

Por otro lado, cuando la tiroides produce más hormonas de las que el cuerpo necesita aparece el hipertiroidismo afección que provoca aceleración del metabolismo. La mayoría de estos casos, están relacionados con la enfermedad de Graves, condición que genera un crecimiento excesivo de la glándula tiroidea y por ende una producción más alta de hormonas. El hipertiroidismo también suele presentarse por causas hereditarias, más frecuentemente en las mujeres jóvenes.

 

 

¿Cómo reconocer un trastorno de tiroides?

 

El mal funcionamiento de la glándula tiroidea presenta diversos síntomas que pueden confundirse con molestias físicas causadas por un ritmo de vida agitado, pero que son claves a la hora de detectar cualquier tipo de irregularidad en la salud. Estos síntomas se hacen presentes en la apariencia física, estado de ánimo, cambios corporales internos e incluso en momentos específicos de la vida como el embarazo. Es importante tener en cuenta que la cantidad y tipos de síntomas que se presenten pueden variar en cada persona.

 

 

 

Síntomas y tratamientos del hipotiroidismo

 

Físicos: aumento de peso, piel seca y escamosa, uñas frágiles, cabello seco y frágil, caída del cabello, ojos secos.

 

Estado anímico: Cansancio o pereza, insomnio, mala concentración, pérdida de la memoria, falta de motivación, disminución del impulso sexual, depresión y ansiedad, irritabilidad.

 

Cambios corporales: Perdida de la audición o ruidos en los oídos, intestino irritable, estreñimiento, calambres musculares, rigidez en las articulaciones, debilidad, problemas menstruales.

 

 

 


 

La finalidad del tratamiento del hipotiroidismo es reemplazar la hormona tiroidea que le falta al organismo. El tratamiento de elección consiste en la administración de medicamentos que contienen la hormona tiroidea sintética, para así regular los niveles de las hormonas T4 y TSH en cada paciente.  El tratamiento es de por vida y tendrá que tomar la medicación a diario, incluso cuando los síntomas estén bajo control.

 

 

 

En las mujeres puede identificarse un problema de tiroides en momentos específicos de la vida:

 

Buscando el embarazo: Es importante saber que los trastornos tiroideos –tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo– a veces pueden ser la causa de problemas de infertilidad

 

Embarazo: Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo, alteran la forma en que la glándula tiroidea trabaja, lo que puede llevar a problemas tiroideos

 

Luego de dar a luz: La inflamación de la glándula tiroidea puede ocurrir en mujeres que recientemente han tenido un bebe. Esto puede llevar a niveles altos y bajos de hormona tiroidea

 

Durante la menopausia: Síntomas tales como fatiga, depresión, cambios de humor e interrupciones del sueño, frecuentemente están asociados con la menopausia, pero también podrían ser una señal de hipotiroidismo.