Ni un minuto para James en el sufrido pase de Real

 

Un tanto de Benzema en los últimos minutos da la victoria a los blancos y la clasificación asegurada para la siguiente ronda. Los merengues se jugarán el primer puesto contra Dortmund en el último juego. Zidane no le concedió ni un minuto a James. 

El Real Madrid consiguió cerrar su pase a la siguiente fase de Champions tras pasar más apuros de la cuenta con el Sporting de Lisboa. Los blancos sufrieron en en el José Alvalade, lugar fetiche del madridismo después de la final de la Décima. Si el Real esperaba un pasillo en la jornada de Champions, no estuvo desde luego acertado. Los verdiblancos complicaron la clasificación a los merengues hasta los últimos minutos, donde tuvo que aparecer un Benzema olvidado en las últimas semanas.

Anuncios

 

La noche comenzaba con un homenaje al hombre que volvía a casa, Cristiano Ronaldo. El partido no iba a tener el mismo tono. El Sporting apretó al Real Madrid durante los 90 minutos. Los blancos tuvieron que esforzarse para sacar el partido adelante. Varane adelantaba a los suyos con un remate de cabeza, tras prolongación de Cristiano en un balón parado colgado por Modric. 

 

Los lisboetas se echaron arriba pero la zaga de los merengues aguantó el embiste. Sobre todo un Sergio Ramos que sacó un balón de Bruno Cesar que iba camino de gol. En la segunda parte tocaba sufrir aún más. Los blancos no mostraron para nada su versión de la noche contra el Atlético de este pasado fin de semana. Más bien se pareció a la que enseñaron contra el Legia en la debacle de hace unas semanas.

 

El Sporting buscaba un mayor tesoro y lo consiguió por medio de un Coentrao que ayer estaba que reagalaba todo. El lateral, que llevaba meses sin jugar un partido, se despitó protestando una mano rival y acabó cometiendo el mismo otra en el área propia. El penalti lo anotaba Adrien Silva. Y al Madrid le tocaba de nuevo remar si no quería jugarse la clasificación contra el Dortmund en la última jornada.

 

Lo consiguió por medio de un Benzema que resurgió en el momento más oportuno. El delantero francés apareció con su cabeza para rematar un centro colgado desde la banda por Ramos. Minutos antes también le había ayudado el rival Joao Pereira, expulsándose con una acción innecesaria con Marcelo. Con ayudas o no, el Real Madrid sentenció su pase a la siguiente ronda y se jugará el primer puesto contra el Dortmund en casa. Demasiado premio quizás. El que no tuvo ni un solo premio fue un James, al que Zidane en esta ocasión no le concedió ni un minuto. El cucuteño ya busca destino.