"Ni toda la 'mermelada' posible nos va a derrotar"

El CNE exhortó por unanimidad a que el Partido Conservador se encargue de dar cierre al novelón jurídico que mantiene a sus militantes en constante incertidumbre y negó las impugnaciones presentadas en contra de la convención que eligió a Ramírez candidata presidencial. Los ‘azules’ tienen en pleno aspirante para el 25 de mayo.

Este jueves, los magistrados del Consejo Nacional Electoral resolvieron el traslado de las dos impugnaciones a la Convención Nacional del Partido Conservador que eligió a Marta Lucía Ramírez candidata presidencial, para que sea el movimiento el que verifique su transparencia.

 

Tal y como Confidencial Colombia había señalado, el magistrado ponente, Joaquín José Vives, presentó una ponencia en la que exhortaba al conservatismo a decidir la legalidad de la convención celebrada el pasado 26 de enero.

 

En efecto, el documento por el cual se resuelven las dos impugnaciones –una presentada por el exmagistrado Guillermo Reyes y la otra por el convencionista Carlos Julio Manzano- explica que “la sala no accederá a las pretensiones incoadas” por los impugnantes.

 

En este orden de ideas, queda supeditada la expedición al Partido Conservador, para que certifique la transparencia del sistema de votación empleado durante la Convención Nacional y la legalidad del evento.

 

Con una votación unánime (9-0) los magistrados del CNE dieron la estocada decisoria al lío jurídico que mantiene en disputa a los ‘azules’, pues fueron casi cuatro meses de análisis en el organismo. 

 

Bajo este marco, el presidente del partido, Omar Yepes, dijo durante una conferencia de prensa en las instalaciones del movimiento que “en este pequeño pleito no hubo incertidumbre sobre la valides de la convención”. Asimismo señaló que la decisión del Consejo Electoral dio visto bueno para seguir con la candidatura.

 

Por su parte, Camilo Gómez, fórmula vicepresidencial de Marta Lucía, hizo énfasis en que la campaña va directo a una victoria en las urnas el 25 de mayo y esgrimió que “ni toda la mermelada posible del nos va a derrotar”. El excomisionado de paz ha caracterizado su discurso en pro de darle ‘palo duro’ al gobierno de Santos e incluso asegura que la reelección se hundirá como el Titanic.

 

“Hay que pasar la página”

 

Este episodio, repleto de conjeturas, estuvo marcado por una ahondada división entre los conservadores participes de apoyar una candidatura propia y los que buscaban una coalición. Tal encrucijada se fue difuminando en la opinión pública cada vez que un directorio nacional respaldaba la “vocación de poder” de la candidata. Sin embargo, la tensión fue incisiva y senadores como Roberto Gerlein y Efraín Cepeda, impulsores de la impugnación, fueron fuertes contrincantes.

 

Pero para Ramírez es necesario “pasar la página” y reunir a toda la bancada conservadora en la aspiración presidencial, de manera que el próximo inquilino de la Casa de Nariño sea ella.

 

“Vamos a derrotar a las maquinarias el 25 de mayo, lucharemos a fondo por acabar la corrupción del país porque si hay con quién votar”, anotó la aspirante.   

 

¿Cómo queda la candidatura? 

 

La victoria de la candidata señala dos caminos: El primero indica continuar ejerciendo su aspiración presidencial por el territorio nacional y desde ahora con plena libertad jurídica. El segundo, que poco se ha enunciado, es tomar acciones legales en contra de los demandantes y congresistas que impulsaron la impugnación, acción que, según explicó,  no se concibe por ahora.

 

Entre tanto, las correrías por el país seguirán en la agenda pero el panorama no es sencillo, pues hasta Marta Lucía reconoció que “este mes será difícil” ya que el tiempo corre y los obstáculos han sido numerosos. 

 

Respecto a las encuestas, Ramírez aún no logra posicionarse entre los tres primeros y la ventaja con los demás candidatos es significativa. En todo caso, “no hay que creer todo lo que digan las encuestas porque en un mes pueden cambiar muchas cosas”, añadió la militante conservadora.

 

Por otro lado, el fallo del alto tribunal también deja bien posicionados a los parlamentarios partidarios de irse a las elecciones con coalición y no con candidato propio. pero ¿por qué? 

 

La respuesta es sencilla: ninguno de los afiliados a la Unidad Nacional carecería de libertad para apoyar la coalición, pues fue al partido al que le otorgaron precisar la transparencia de la votación el día de la Convención y por ende no obliga a los conservadores de tinte santista a que avalen una unión con la candidatura propia. Así las cosas, se podría decir que aún hay una división marcada pero nadie esta obligado a definir bandos. 

 

La celebración de’ los azules’ se da casi cuatro meses después de que Guillermo Reyes impugnara a la convención el pasado 28 de enero (dos días después de la convención) dada una ausencia de garantías que involucran la no verificación del quórum, irregularidades en el sistema del voto electrónico e inconsistencias en participación de todas las partes cuando, según la demanda, no se le dio la palabra a Roberto Gerlein durante el punto de una coalición. Vea cómo se llevó el proceso tras la impugnación.


Vea en la parte posterior las resoluciones del Consejo Nacional Electoral.