Nariño aporta al posconflicto, dentro de un nuevo conflicto: Gobernador

camilo-romero

El Gobernador de Nariño Camilo Romero, explica en entrevista para Confidencial Colombia, las razones por las que cree que el uso del glifosato en su departamento es inconveniente.

¿Aún se mantiene en su posición de la no utilización del glifosato para reducir los cultivos de uso ilícito?

Camilo Romero: Por supuesto. Si hay una reducción como bien lo ha dicho el Gobierno Nacional, quiere decir que la salida ideal es la sustitución de estos cultivos. La fumigación hace daño al territorio y a sus habitantes, hecho reconocido por el Estado colombiano cuando concilió con Ecuador, luego de una demanda en 2008, pagándole 15 millones de dólares al país vecino por uso de este químico. Está demostrado que este elemento no es efectivo. Entre los años 2005 y 2014, en el departamento de Nariño se asperjaron tres millones setecientos mil litros de glifosato y se incrementaron casi en 4 mil las hectáreas, pasando de 13 mil a 17 mil según lo reporta el Simci. Además de los costoso que resulta, cuesta más que la sustitución. Uno no se explica que motiva a querer mantener esta opción, cuando es ineficiente y bastante caro.

¿Qué respuesta le ha dado el Gobierno Nacional frente al interrogante por la demora en las ayudas para incentivar la sustitución de cultivos de uso ilícito en el departamento de Nariño?

Camilo Romero: Sin duda falta mucho por implementar en este programa, pero es necesario dejar claro que donde se han aplicado programas de sustitución de cultivos de uso ilícito, la resiembra es de menos del 1%.

¿Le gusta la idea de la erradicación manual?

Camilo Romero: Cuando hay erradicación manual hay 35% de resiembra, además de que se pone en riesgo la vida de nuestros soldados, policías y civiles que deben enfrentarse a campos minados.

¿Qué alertas tempranas han debido atender en los últimos días en el departamento por las nuevas olas de violencia, más la declaración de Márquez de crear una nueva guerrilla?

Camilo Romero: Hoy Nariño vive el impacto de tener en su territorio alrededor de diez organizaciones al margen de la ley. Este anuncio preocupa porque nos hace prever una situación más compleja.

¿Qué resultados arrojan hasta el momento los planes de desminados en el departamento?

Camilo Romero: Hemos hecho una tarea con una organización italiana en lugares como el municipio de Leiva, con resultados muy positivos. Esto demuestra que Nariño está implementando el trabajo en que debería estar todo el país, que es el posconflicto, pero, en medio de una realidad bastante dura. Nariño está en medio del aporte al posconflicto, dentro de un nuevo conflicto.

¿Teme que actos violentos como el que se presentó sobre la vida de una candidata en el departamento del Cauca, se presente también en Nariño?

Camilo Romero: Mi rechazo total y contundente a este acto tan ruin y salvaje. Es un atentado contra la democracia y contra el país. Esto es un llamado a toda la institución local y nacional para que se rodee y se cuide de la vida de los colombianos en todo el país.

¿Conocen de alguna amenaza sobre la vida de algún candidato en el departamento de Nariño?

Camilo Romero: Todo transcurre con normalidad, pero por supuesto estamos alerta ante cualquier eventualidad que se pueda presentar.

¿Ya tiene claro que hará luego de que termine su período como Gobernador de Nariño?

Camilo Romero: (Risas) Esa pregunta la contesto en enero de 2020.