Naranjo, el irremplazable

El director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, es el único que se mantiene al frente de su cargo, tras la reestructuración de la cúpula, y también el único que no ha sido relevado desde el Gobierno de Álvaro Uribe.2011-09-07 Naranjo, quien ha protagonizado los golpes más fuertes contra las Farc en los últimos años, fue nombrado como director de la Policía el 17 de mayo de 2007 por el expresidente Uribe.

La “Operación” Jaque, por la que fueron rescatados en 2008 quince secuestrados, entre ellos la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, y la “Operación Fénix”, que condujo ese mismo año a la muerte en Ecuador de Raúl Reyes, están en la lista de éxitos policiales que se le atribuyen.

El más reciente golpe, realizado de forma conjunta por la Policía y las Fuerzas Militares, fue el bombardeo al campamento del “Mono Jojoy”, en 2010, que acabó con la vida del guerrillero y puso en tela de juicio el poderío de la guerrilla.

Un ferviente investigador desde sus inicios como policía, Naranjo fue enviado por el expresidente Andrés Pastrana (1998-2002) a Londres como agregado de la Policía.

Anuncios

Regresó a Colombia cuando Uribe, ya en el poder, lo designó comandante de la Policía de Cali, en el suroeste del país, desde donde comenzó a combatir a los poderosos carteles de la droga.

Después de varios años y de ocupar distintos cargos al interior de la institución, Uribe lo nombró director de la Policía Nacional.

Desde ese puesto concluyó la reestructuración de la Policía emprendida años atrás, la volvió más operativa y modernizó los sistemas de inteligencia, los que han permitido asestar duros golpes a los grupos armados ilegales, incluidos narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros.

El general Naranjo fue uno de los gestores de la Comunidad de Policías de América (Ameripol) y el 14 de noviembre de 2007 se convirtió en su secretario ejecutivo.

En su carrera de más de 30 años, ha recibido más de 150 condecoraciones, entre ellas el Medallón Barkley, otorgado por la CIA de Estados Unidos, y el año pasado fue nombrado como “el mejor policía del mundo”.

Con Efe.