Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Nairo y Nibali dan un 'apretón' al Giro por urgencias de Dumoulin

Nairo Quintana y Vincenzo Nibali se aprovecharon de una urgencia de Tom Dumoulin para pegarle un duro golpe en la General. El ataque del italiano al holandés,q que no pudo frenar el de Movistar, será muy discutido en las próximas jornadas. Pero es un hecho que la diferencia considerable que tenía el de Sunweb sobre sus dos máximos competidores, se ha reducido más de un tercio después de la jornada de hoy.

 

 

El tema dará que hablar. Tom Dumoulin, quien el pasado domingo esperó a Nairo en el descenso por una inesperada caída, tuvo un imprevisto de los que no tienen salida. Al corredor holandés le entraron las ganas de hacer sus necesidades en mitad de la etapa, cosa natural que no tenía como parar. Se echó a un lado en la cuneta y se paró para atender sus urgencias mayores.

Anuncios

 

 

El hecho, que puede parecer de lo más cómico, no lo fue para Dumoulin. Mientras daba rienda suelta a la efervescencia de su estómago, sus rivales lo aprovecharon para pegar un ataque demoledor de cara a la clasificación. Injusto, muchos dirán, pero al fin y al cabo legítimo, que es lo que cuenta. 

 

 

El irrespetuoso fue sobre todo del lado de Nibali. El italiano vio la oportunidad idónea para pegar un zarpazo en la General y mandó a sus compañeros de equipo tocar el zafarrancho. Nairo, que no quería tirar para devolverle el caballeroso gesto del domingo a Dumoulin, tuvo que apretar el ritmo para no dejar escapar al ‘Tiburón’. En esa lucha se coló también Mikel Landa, escapado en solitario desde bastante antes.

 

 

La vanguardia dio el hachazo con respecto al grupo de Dumoulin, rezagado después del imprevisto. Nibali comenzó con su ataque serio en el descenso del Stelvio para llevarse la etapa y solo Landa le aguantó el ritmo. Nairo se quedó un poco retrasado, aunque seguía mirándolos de cerca. A una distancia suficiente para perder 12 segundos en la llegada a meta. 

 

 

La recta final se la llevó Nibali, auténtico protagonista de la jornada. Para algunos de forma infausta por su ataque en el preciso momento en el que a Dumoulin le vino un apretón imparable. Nairo también tuvo una jornada dorada. Recorta más de 2 minutos y se queda segundo a tan solo 31 segundos del líder. Por detrás, ya acecha Nibali, con 1′ 12” de diferencia con la cabeza.