Musicoterapia para alivianar las cargas del alma

El sonido, la música y la voz se convierten en un instrumento sanador del cuerpo, la mente y el espíritu con Mónica Fuquen, vos mezzosoprano que al unir estas fuerzas milenarias “logra trascender las fronteras de lo físico” para proporcionar armonía y tranquilidad.

Mónica Fuquen, cantante entre otras profesiones, desde su centro de bienestar Antakharana, brinda a pacientes y a empresas un equilibrio corporal y mental por medio de terapias con sonido instrumental y vocal y con técnicas como el Reiki, entre otras.  

 

Anuncios

Antakharana es un símbolo hecho en sanscrito y quiere decir “hilo de vida, contacto con la vida, conciencia multidimencional”. Según Fuquen, ese hilo de vida es el que nos lleva a co-crear realidades en este mundo desde lo que realmente somos, desde la coherencia y la consecuencia de nuestro propio ser. 

 

Es por esto que su trabajo de sanación con el sonido, labor que empieza desde el 2008, además de sanar ayuda a que las personas reencuentren su camino desde la conciencia. 

 

La técnica del Reiki, que trabaja con 7 chacras o puntos energéticos ubicados en diferentes partes del cuerpo, se involucra en la terapia con sonido. Cuencos de cuarzo, cuencos de metal y cuencos de cristal producen una vibración. Cada cuenco esta adecuado para producir una nota musical desde “do” hasta “si” y a su vez, cada nota representa un chacra diferente. 

 

Cuando se trabaja con sonido y se hace todo un viaje sonoro por las diferentes notas musicales, “hacemos que esos chacras o esa energía obstruida se movilices para conectarnos con la vida, la esencia y el espíritu”, expresa Fuquen. 

 

A nivel mental, emocional y físico pueden haber obstrucciones. “Por medio del sonido de nuestra propia voz podemos sanar y alivianar cualquier problema y enfermedad”, señala Fuquen quien con el fin de que estos conocimiento ancestral no se quede en la comunidad que regularmente participa en las actividades de Antakhara, lanzó su carrera discográfica ampliando así el rango de personas en diversos territorios que se puedan beneficiar de su voz y su conocimiento. 

 

Sonido del Alma fue su primer disco. Ahora Esferas de Creación, su segundo trabajo discográfico, llega con una nueva propuesta y dos conceptos: la música para acompañar la rutina diaria y la terapia con sonido, aquella que nos ayuda a descansar, relajarnos y tranquilizar nuestras mentes. 
 

Esferas de Creación es un disco que demuestra las cualidades vocales de Mónica; además, utiliza herramientas milenarias que ayudan a encontrar la paz interior inconscientemente. Las siete canciones que componen este disco están inspiradas en el infinito y por eso, las atmósferas, instrumentos y voces se mezclan para hacer nuevos mundos. 

 

Monica Fuquen, con dos proyectos de vida aunados, logra como ella expresa “tocar corazones y trascender las fronteras de lo que es tan físico y cotidiano como el diario vivir”