Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Mujeres justicieras

Desde Luz Marina Bustos, la primera mujer en obtener el grado de Subdirectora de la Policía en Colombia, hasta una súper heroína pakistaní, estas son las mujeres que al mejor estilo de una historieta eliminan el estereotipo de que sólo los hombres pueden gobernar y luchar contra el crimen y la injusticia. 

Desee hace décadas, se dice que las mujeres poseen mejores aptitudes para gobernar que los hombres. Ellas administran con agudeza y eficacia desde los deseos de un hijo, hasta las demandas de todo un país. Ahora, y por primera vez en Colombia, una mujer será subdirectora de la policía mientras que al otro extremo del mundo, una vigilante con burka animada custodiará las calles de Pakistán.


Anuncios

En Colombia

 

Luz Marina Bustos, quien antes se desempeñaba como la primera general de la Policía, fue  ascendida a Subdirectora de la institución para reemplazar al general Vale. Bustos será la mano derecha del director de la Policía el General Rodolfo Palomino, y la primera mujer en recibir tan altas condecoraciones en la historia del país.  

 

Pero no es la primera vez que Bustos ha sido la primera de su género en alcanzar grandes logros en materia de fuerza Pública.

 

En el 2009 se convirtió en la primera mujer de Colombia en ser condecorada con el grado de General. En ese entonces, el presidente Santos se desempeñaba como ministro de Defensa y él mismo la galardonó. “Es la primera vez que una mujer es llamada a curso para ascender a general”, aseveró Santos.

 

En el 2004 dirigió el Fondo Rotatorio y un año después se trasladó para ejercer como directora de Sanidad. Luego en el 2007, se catalogó como la primera en liderar la dirección Administrativa y Financiera de la Policía.

 

Con apenas 20 años, Luz Estela se incorporó a la Escuela General de Santander como Cadete. En esa época hizo parte de las primeras 14 mujeres en hacer una carrera completa en la Policía.


En Pakistán



Por primera vez en la historia de los países del Medio Oriente, una serie animada de televisión muestra a una  mujer visitada de una burka combatiendo al crimen y protegiendo a los niños de los chicos malos.

 

Se trata de Burka Avenger, una heroína pakistaní que combina los movimientos de Lara Croft con el atuendo que el mundo occidental y organizaciones protectoras de derechos humanos llaman una vestimenta de opresión.

 

La heroína “Jiya”, es una adorable profesora en el día y en la noche cubre su rostro con la característica burka (velo islámico), para enfrentar a los maleantes que intentan destruir su escuela.  

 

La serie ha causado revuelo en todo el mundo por la vestimenta de la heroína que rompe el estereotipo ancestral y religioso de la mujer sumisa, envuelta en un velo que solo permite ver sus ojos. Según los creadores del show para niños, “no se usa la burka en el sentido tradicional, nadie está oprimido”.

 

Desde luego Burka Avenger, marca un hito simbólico en contra del hombre como autoridad divina  y común denominador de la sociedad pakistaní.

 

En Alemania


Este país se ha caracterizado por tener figuras dictatoriales y partidos políticos tan sólidos, que sirvieron de ejemplo para el resto del mundo y marcaron el inicio de una nueva era en materia política y social. Hoy en día es la tercera potencia mundial y es organizada por una mujer.


 

Ángela Merkel, canciller de Alemania, es un claro ejemplo de los alcances de una mujer en la actualidad. Su título es homólogo al que tuvo Hitler durante la segunda guerra mundial y hoy es la jefe política y diplomática de la Unión Europea después de la icónica Reina Isabel II. Es considerada una de las mujeres más poderosas e influyentes del mundo. En Alemania, el grado de Canciller es sinónimo de Presidente.

 

Entre las mujeres de mayor reconocimiento en el ámbito político a nivel mundial se encuentran: la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff;  la Reina Isabel II; la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

 

Seguramente detrás de cada gran hombre y mujer, se encuentran aquellas mamas, hijas y esposas que día a día son heroínas para sus familias y personifican el desarrollo del siglo XXI.