¿Misiles en el aire o paranoia rusa?

Gobierno ruso generó tensión al anunciar la detección de dos misiles lanzados desde el mediterráneo central  hacia la costa este. Medios sirios aseguraron que ningún tipo de proyectil ha sido lanzado, mientras que Israel afirmó que a esa misma hora realizaban pruebas con misiles para mejorar su sistema de defensa.

El radar Armavir, al sur de Rusia, detectó el lanzamiento de dos misiles a las 6:16 de la mañana desde el mediterráneo, confirmaron agencias de noticias rusas. Según el Ministerio de Defensa moscovita los proyectiles fueron lanzados desde “la parte central del Mediterráneo hacia la costa este”, no obstante no precisaron si Siria estaría en la mira de ese lanzamiento.

 

En medio de la “línea roja” en la que se encuentra el gobierno del mandatario sirio Bashad al Assad, por el presunto ataque con armas químicas a la población de Damasco, este nuevo suceso ratifica un estado de  extrema tensión en la que se encuentra la comunidad internacional por un eventual conflicto en Siria.

 

La armada norteamericana, que se encuentra patrullando con seis navíos el mar mediterráneo a la espera de órdenes de la Casa Blanca, “negó rotundamente que cualquiera de sus navíos haya efectuado disparos”, declaró la CBS.

 

Asimismo, el ministerio de Defensa de Israel reveló que a esa misma hora, fuerzas armadas Israelíes lanzaron un proyectil al aire para probar su sistema antimisiles, por lo que la información captada por el radar ruso podría ser una mera coincidencia.  

 

En los últimos días, la tensión por una posible intervención armamentista en Siria ha levantado la preocupación de la comunidad internacional. Hasta el momento, la comisión de Naciones Unidas enviada a investigar el lugar donde murieron bajo un supuesto ataque con armas químicas alrededor de 1400 personas, ya se encuentra analizando las muestras tomadas en los suburbios de Damasco. De igual manera Estados Unidos, Francia e Inglaterra reiteraron su posición de iniciar una ofensiva militar para combatir el régimen de al Assad.