Minhacienda cita al Comité Nacional de Cafeteros

Con el fin de tomar medidas encaminadas a fortalecer los mecanismos de control de los recursos del Protección del Ingreso Cafetero (PIC), El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, citó de forma extraordinaria al Comité Nacional de Cafeteros el próximo lunes siete de octubre en la Federación Nacional de Cafeteros.

 

Dijo que el Gobierno Nacional viene apoyando decididamente desde octubre de 2012 a los caficultores del país ante la pérdida de ingresos como consecuencia de la importante caída en los precios internacionales del grano y la lenta recuperación de la producción.

 

El instrumento de PIC, explicó, consiste en otorgar un apoyo de 165.000 pesos por carga de 125 kilogramos de café pergamino seco, cuando el precio interno de referencia es inferior a 480 mil pesos por carga.

 

Este apoyo demandará cerca de 900 mil millones de pesos durante 2013, los cuales han sido incorporados en el Presupuesto General de la Nación y se han transferido al Fondo Nacional del Café a medida que avanza la cosecha cafetera.

 

“Con corte al 30 de septiembre pasado se han recibido solicitudes de más de 345 mil caficultores de todo el país por 732.402 millones de pesos. Igualmente, con corte a esa fecha se han registrado para trámite más de 3,28 millones facturas”, aseveró el Ministro.

 

Es bueno precisar que habida cuenta de que los recursos del PIC son públicos, se debe llevar un estricto control que permita corroborar que el receptor final del subsidio es un caficultor que cumple con las condiciones establecidas para beneficiarse del programa, tales como presentar una factura o documento equivalente que respalde la venta del café, además de estar registrado en el Sistema de Información Cafetera (SICA) y contar con las extensiones, densidades, edades y variedades del cultivo que soporten el monto solicitado.

 

Este procedimiento es esencial para verificar la elegibilidad del vendedor como beneficiario del programa y evitar que terceros accedan a un incentivo que está pensado para beneficiar exclusivamente a los productores de café.


Delincuentes rondan el programa

 

Lo que lamentablemente no puede faltar en Colombia en los casos de auxilios y respaldos económicos. Amén del ojo avizor de los organismos de control y de diversos métodos de vigilancia que operan desde el inicio del programa, se han identificado crecientes intentos de fraude al esquema, que han sido denunciados oportunamente ante las autoridades competentes.

 

En particular, se han encontrado evidencias de presuntas irregularidades en la emisión de las facturas que sirven de base para tramitar el incentivo y que no corresponden con transacciones reales de café. Desafortunadamente, sobre las denuncias instauradas a la fecha no se han obtenido resultados concretos, lo cual genera gran preocupación.

 

“El programa debe ser blindado frente a quienes de forma fraudulenta pretenden apropiarse indebidamente de los recursos públicos y hacemos un llamado a los caficultores para que no se presten para la comisión de delitos que no solo ponen un manto de duda sobre un sector que ha sido ejemplo de honradez y trabajo, sino que puede acarrear consecuencias penales que deben ser aplicadas sin dilación”, afirmó el jefe de cartera e Hacienda.

 

Agregó que es urgente buscar mecanismos para cerrar el ingreso de quienes fraudulentamente expiden facturas sin que exista una verdadera transacción de café.

Salir de la versión móvil