Millos ganó el clásico pero Santa Fe es el equipo del presente