Merkel, un tipo de cáncer de piel altamente agresivo que se expande de manera silenciosa

Cancer-Piel

Este 4 de febrero se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, con el objetivo de concientizar a la sociedad y avanzar en prevención temprana y control de esta enfermedad, que según la Organización Mundial de la Salud -OMS-, es una de las principales causas de muerte en el mundo, ocasionado en el 2012, 8,2 millones de muertes.

El cáncer es una enfermedad que comienza con la transformación de una sola célula, que puede tener su origen en agentes externos y en factores genéticos heredados. Se prevé que las cifras de casos anuales de esta patología aumentarán a 22 millones en las próximas dos décadas

La incidencia del cáncer de piel ha aumentado en las últimas décadas a nivel mundial. Los datos poblacionales en Colombia son escasos, sin embargo, de acuerdo con las estimaciones del Instituto Nacional de Cancerología (2007-2011), anualmente se presentan 590 casos nuevos de cáncer de piel tipo melanoma entre los hombres y 613 entre las mujeres colombianas. “Si bien el melanoma es un tipo de cáncer de piel muy frecuente, existe el carcinoma de células de Merkel, que es menos frecuente que el melanoma, pero más agresivo si no se diagnostica y trata a tiempo,” afirma la Dra. Clara Arango, Gerente Médico de Oncología para la Latinoamérica de Merck.

Anuncios

Según el Dr. Carlos Ortiz, Oncólogo Clínico, “de todos los tipos de cáncer de piel, el más agresivo es el carcinoma de células de Merkel, una clase de cáncer muy raro y poco frecuente, que se presenta en edad avanzada. Este tipo de cáncer ocurre con más frecuencia en personas caucásicas entre 60 y 80 años, y su tasa de incidencia es de cerca del doble en hombres respecto de las mujeres”.

¿Cómo se manifiesta este cáncer?

El carcinoma de células de Merkel usualmente se presenta como un nódulo firme e indoloro. Se caracterizan por ser tumores de color salmón, rojo o incluso azul que varían de tamaño, desde 0.5 cm hasta más de 5 cm de diámetro que usualmente crecen rápido. Este tipo de cáncer puede surgir en cualquier parte del cuerpo, sin embargo, casi la mitad de los casos se originan en áreas que comúnmente están expuestas al sol como: la cabeza y el cuello (10%), la cara (35%), las piernas (17%) y los brazos (25%). Cerca del 12% de los casos no pueden ser detectados en el sitio de origen del carcinoma.

Se dice que este tipo de cáncer es muy agresivo ya que hace metástasis de manera temprana, invadiendo e infiltrando zonas tales como la grasa subcutánea subyacente, la fascia -un sistema de tejido conectivo que envuelve los órganos del cuerpo-, y los músculos. El carcinoma de células de Merkel -CCM- también se extiende rápida y agresivamente a través de los vasos sanguíneos, dirigiéndose mayormente hacia el hígado, los pulmones, el cerebro y los huesos.

Es importante tener en cuenta que el CCM es confundido, algunas veces, con otros tipos de cáncer de piel, incluyendo carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas, melanoma o linfoma, e incluso con quistes benignos. Los científicos y profesionales de la salud aseguran que la exposición a la luz solar o a los rayos ultravioleta pueden incrementar el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Tratamiento

Para combatir este cáncer, la cirugía es el primer tratamiento. Las lesiones suelen presentarse con frecuencia de púrpura rojizo, por lo tanto, es difícil de distinguir frente a otros tipos de cáncer de piel. Normalmente, los ganglios linfáticos locales son extirpados si la lesión tiene más de 1 cm de diámetro, debido al alto riesgo de que contengan células cancerosas (micro metástasis) que podrían convertirse en un nuevo tumor y extenderse más.

A veces, el médico realizará una “biopsia de ganglio linfático centinela”. Este procedimiento consiste en inyectar un tinte o sustancia radiactiva cerca del tumor. Este líquido fluye hacia los ganglios linfáticos adyacentes, que han sido identificados previamente, para extirparlos y analizar si contienen células cancerosas, lo que indica los sitios en donde es más probable que el cáncer se disperse. Sin embargo, la cirugía por sí sola no es suficiente para curar el carcinoma de células de Merkel.

Aquellos pacientes que son diagnosticados con CCM tienen una expectativa de vida no mayor a cinco años, debido a que este cáncer avanza con mucha rapidez y normalmente, es detectado en la etapa de metástasis.

“El llamado es a que si el paciente tiene alguna sospecha u observa que tiene un lunar que crece de forma acelerada en el transcurso de 6 meses, acuda a un dermatólogo o dermatólogo oncólogo y se realice las evaluaciones correspondientes, ya que una lesión que puede ser atendida de manera muy sencilla, se puede convertir en una enfermedad grave si es tratada muy tarde” comenta la Dra. Clara Arango, Gerente Médico de Oncología para Latinoamérica de Merck.

Por esta razón, todos los años se trabaja en pro de dar a conocer este tipo de enfermedades para honrar la vida de quienes las padecen y concientizar a la población sobre cómo luchar contra el cáncer a través de pruebas de detección temprana, buenos hábitos de alimentación, actividad física, y medidas que, en el caso del carcinoma de células de Merkel, protejan la piel.