Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Mentiras nutricionales

Estas son cinco mentiras más comunes que se han creado en el entorno social respecto a algunos alimentos nutricionales. El portal Muy Interesante de México, publicó un listado de cinco características nutricionales que hasta hoy se había pensado eran perjudiciales para la salud.

1. El exceso de comer huevo:

 

Anuncios

Los especialistas de la salud consideran que el huevo si contiene colesterol, sin embargo no llegan a ser nocivos para la sangre. Además, científicos explican que el aumento de colesterol es “bueno”, es decir las lipoproteínas que recolectan en colesterol en las vías sanguíneas y lo llevan al hígado, donde es procesado.

 

Por otra parte,  un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association demuestra que el consumo de huevo no está asociado a las enfermedades cardíacas.

 

2. El trigo integral es bueno para el corazón:

 

A pesar de ser considerado normalmente un alimento saludable, crece la evidencia que apunta hacia el trigo (incluyendo el integral) como causante de varias enfermedades cardíacas. La base del trigo es la fuente más grande de gluten y según estudios actuales muestran que un gran porcentaje de la población mundial es sensible a este producto.

 

En las personas susceptibles, al gluten les provocan dolor, inflamación, cansancio y daño intestinal. Asimismo, se cree que el trigo integral podría elevar la probabilidad de enfermedades cardiovasculares.

 

3. Es mejor que baje el consumo de sal:

 

Al reducir el consumo de sal se puede ver reflejado en la presión arterial especialmente para quienes la tienen alta, es importante tener en mente que la presión alta es un factor de riesgo, no una causa de las enfermedades cardiovasculares. Pero recientes estudios han demostrado que la relación entre la reducción de sodio (la base de la sal) y las enfermedades cardiovasculares, no la tienen.

 

Asimismo, otros estudios demuestran que no consumir la suficiente sal puede ser dañino, causando resistencia a la insulina, elevados niveles de colesterol LDL, triglicéridos y un mayor riesgo de muerte en los diabéticos tipo II.  Por lo tanto, las personas sanas no deben restringir su consumo de sodio más allá de lo recomendado.

 

4. La importancia de las calorías:

 

En el conocimiento popular se cree que la reducción del consumo de calorías es lo que realmente lo va hacer adelgazar. Si bien es cierto que tener control sobre el consumo de calorías es importante, no significan que se tienen que dejar de consumir los alimentos que contienen aquellas calorías, ya que  también son importantes pues pasan por diferentes vías del metabolismo del cuerpo que son necesarias.

 

5. Las grasas saturadas no son dañinas:

 

Por varios años se ha creído que el consumo de las grasas saturadas incrementa el riesgo de sufrir un paro cardíaco. Pero investigaciones revelan que es totalmente inofensiva. El estudio que se realizó en el año 2010 analizó la información propuesta por 21 estudios que involucraban a 347 mil 747 partícipes. Encontró que no había asociación alguna entre el consumo de grasa saturada y la probabilidad de sufrir enfermedades del corazón.