Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“Me gusta convivir con un lado trágico de lo que es cantar”: Calamaro

Andrés Calamaro se encuentra en el país como parte de su gira ‘Bohemio Tour’. Durante las declaraciones que dio antes de su concierto este sábado en la capital, el Salmón afirmó que: Le gusta convivir con el lado trágico de lo que es cantar. 

El ‘Bohemio’, paso hace unas cuantas noches por Medellín, dejando una estela de buenos comentarios. Esta noche, Andrés Calamaro, se prepara para “incendiar” el Salitre Mágico en la capital, y luego partir para Cali, donde dará fin presentaciones en Colombia.

 

Respecto a su presentación en Bogotá, Calamaro confiesó que: “Estoy estrenando una nueva cuadrilla de músicos y no músicos, también tenemos en luces y sonidos y en la banda hay muchos cambios […] cada temporada renuevo la forma en que me exijo y la forma en que busco buenas sensaciones.  En las últimas dos temporadas estuve muy involucrado en lo que es el mundo de los toros –la tauromaquia- lo que me hizo un intérprete un poco diferente”.

 

Asimismo, afirmó que este, más que un show, es un recital de rock. “Pienso en el concierto como en un recital de rock, no como en un show […] En un recital de rock hay que estar abierto hasta a lo desconocido, creo que esa es la costumbre que se perdió, cambian los tiempos y cambia la forma de presentarse en un escenario, el publico desea y quiere escuchar las canciones que ya conoce, no quiere sorprenderse con algo nuevo, quiere escuchar las canciones que conoce, incluso quiere las canciones que sabe cantar, esto es muy halagador, pero la tierra no me eligió para mi vanidad sino para mi sacrificio, me gusta convivir con un lado trágico de lo que es cantar […] tengo que estar dos o tres horas intentando incendiar el teatro casi que literalmente”.

 

Pero advirtió que: “no le voy a decir a la gente que aplauda, voy a presentar mis canciones. Este año estoy más duro con las expectativas, estoy buscando las buenas sensaciones… para seguir en la onda tauromáquica, la faena redonda, completa, que todo salga bien”.

 

Aunque el álbum Bohemio, no ha salido aún a la venta, el cantautor argentino aseguró que “Cada disco puede ser el último disco, si el disco no sale este año, igual cierra la última tienda de discos en el mundo y ya no tiene sentidos fabricarlos […] No obstante, todos los músicos hacemos los discos pensando que son el mejor disco que pudimos haber hecho en la vida, hacemos las canciones y las apreciamos, las populares por populares, la vanguardia por vanguardia, y las experimentales por experimentos, todo lo valoramos, o si no, no hay motivo para publicarlas, ¡que no existan!”.

 

Al respecto, también hizo hincapié en “el rock latinoamericano no ha perdido “espacios” ni “empuje”, “no es así. Cuando yo era chico, en cada estación del subte había una tienda discos, en cada esquina, en cualquier barrio, había una tienda de discos, casi afloraban como bares, […] Pero el rock es el rock, aunque cerraron todas las tiendas de disco y pusieron a las discográficas a trabajar para tres artistas, cuando la lógica debió haber sido, decir ‘necesitamos tres mil artistas vendiendo tres mil discos’, no hace falta que sean tres vendiendo tres millones, eso es lo que pasa, por eso da la impresión que todo se ha achicado. Yo creo que el rock siempre está entero y el rock se vive en tiempo presente”.

 

Y aunque señaló que “la música nunca es vieja”, confesó que “como novedad” no le interesa. “Este año o el año pasado, publicó Bob Dylan el disco Tempestad, fue muy bien recibido por la crítica, sabes que yo me lo estoy guardando para cuando no sea una novedad, ya no tengo esa ansiedad por escuchar primero que nadie, pero de todas maneras, apurarse para escuchar un disco primero es una característica de un buen aficionado”.

 

Un buen aficionado, como lo es él de “Jimmy Hendrix, que parecía estar a cincuenta años de distancia, un buen tuit sería anunciar que acaba de nacer Jimmy Hendrix, porque el sonido y la imagen de él, es totalmente rompedora en el año 67”.

 

De la misma manera, habría que incluir en sus grupos favoritos “al grupo que termina de consolidar el legado de Hendrix, Led Zeppelin, por supuesto hay que nombrar a Bob Dylan, porque es el gran sobreviviente, sobrevivió a sí mismo, a la década del 60, 70, 80 y 90 donde tuvo una operación del corazón”.  De hecho, según el Salmón, fue el propio Bob Dylan, quien le ofreció el primer “porro de Marìa” a los Beatles, quienes evidentemente, también se encuentran en su lista de los cinco clásicos del Rock. “Los Beatles no habían probado la marihuana hasta que se encontraron con Bob Dylan y no sé, seguramente sería colombiana, porque en aquellos años 60 y 70, el santo grial de la marihuanas era la famosa marihuana colombiana”.

 

No obstante, Calamaro aclara que para poder elegir a sus artistas favoritos, tendría que  “elegir cinco artistas blancos y luego retirarlos y poner cinco artistas negros, porque la negritud es muy especial para la música”.

 

En conclusión “No puedo elegir cinco, además están los artistas argentinos que me influenciaron de chico y los que descubrí de grande, […] podríamos estar eligiendo cinco artistas diferentes y nos quedaríamos aquí todo el día, así que vamos a dejarlo en cincuenta”.  

 

Por otra parte, se pronunció frente a los nuevos géneros musicales como el reggaetón, diciendo que: “a mí la música comercial, la música de Cross Over, no me hace ruido, no le guardo rencor, al contrario, como dijo una vez Michael Jackson: ‘a los músicos los quiero a todos’, que sé yo, somos colegas, del gremio. La música que nunca me gustó nunca la escuche”.  

 

Finalmente, el Cantautor Argentino, dijo que sin duda alguna “Vale la pena dedicar la vida a la música” y que “si tuviera que darle un consejo a alguien que quisiera dedicarse a la música, así sea cantando, preguntándola o escribiéndola, sería -paciencia y pasión- ¿por qué no? Qué palabras tan parecidas, como esperar y esperanza, quién las habrá inventado […]”