Más vale un mal arreglo…

La administración distrital logró un acuerdo con el consorcio encargado de construir del Transmilenio ligero por la séptima para finalizar el contrato sin que el distrito tenga que pagar ninguna indemnización. Bogotá destinará estos recursos en adelantos de la fase III.

El alcalde mayor Gustavo Petro, la directora del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, María Fernanda Rojas y, el gerente general de la firma contratista SAINC S.A., anunciaron la feliz terminación del contrato 033 de 2010, cuyo objeto era la construcción del denominado Transmilenio “light” por la carrera Séptima y que da vía libre a la construcción del Metro Ligero en la capital.

 

Con el fin del acuerdo se da el primer paso  a la construcción  del metro ligero, “´único medio de transporte congruente y el único medio de transporte desde el centro de la ciudad, hasta Zipaquirá”,  dijo el alcalde Gustavo Petro.

 

Las empresas SAINC S.A. y Cóndor S.A, que conforman el consorcio Sociedad Transmilenio Carrera  7 SC, “pusieron por encima el interés de los bogotanos” y fueron responsables con la “gran calle de la capital” aseguró el mandatario de los bogotanos.

 

El burgomaestre a su vez resaltó el “nuevo tipo de empresarios” que se está creando en Colombia, que “en vez de amansar fortunas” están concentrados en un nuevo “tipo de ética empresarial”.

 

Para concretar la negociación, que buscó proteger los recursos públicos y que consigue despejar la vía para empezar con la implementación del tranvía por el corredor, se destacó la labor de la directora del IDU, María Fernanda Rojas, que empezó las negociaciones para lograr el acuerdo bilateral desde el pasado 17 de mayo.

 

La directora del IDU aseguró que el consorcio tomó su decisión y “renunció a la utilidad”, “sustentando la determinación en hechos como el Plan de Desarrollo distrital (PDD)” y aseguró que en este momento la administración distrital está en “proceso de hacer cruce de cuentas” para saber cuantos fueron los aportes legales que entregó el distrito al consorcio y cuanto fue la inversión realizada por el contratista.

 

La directora del IDU avanzó a la ciudadanía,  que el dinero ahorrado por el distrito tras la determinación se invertirá en culminar la vía de Transmilenio por la Calle 26 hasta el aeropuerto ElDorado y la integración del sistema en otros puntos de la ciudad, que previamente fueron priorizadas en el PDD.

 

Rojas también aseguró que en la construcción del tranvía, se va a contar con la “participación de los actores sociales” que conocen el tratamiento que debe recibir esta importante vía de la ciudad.

 

Por su parte Daniel Reyes, gerente general de la firma SAINC S.A. anunció que es un orgullo comunicar a la sociedad el feliz término en el que terminaron las negociaciones. Con la finalización del contrato 033 de 2012,el consorció renunció de paso a una indemnización que podría cobrar equivalente al 20 por ciento del valor total del contrato, es decir, 16.800 millones de pesos.

 

Aunque no hay acta de liquidación, se espera que antes de finalizar el año este realizada, aunque legalmente este proceso puede durar un máximo de cuatro meses.