Más allá de la papeleta unificadora

La propuesta de reunificar el partido Liberal a través de una consulta el próximo 30 de octubre, revelada por Confidencial Colombia, tiene un fondo político mayor al de consolidar las bases perdidas. Consultamos a parlamentarios sobre los posibles alcances de la iniciativa.2011-09-15 El talante liberal del presidente Juan Manuel Santos y el establecimiento de una Unidad Nacional que hace años no experimentaba el país empiezan a crear polémica al interior de los partidos que conforman la coalición de gobierno.

“El matrimonio entre Cambio Radical y el liberalismo representa la alianza entre un candidato sin partido, el doctor Vargas Lleras, y un partido sin candidato, el Liberal”, así definió la propuesta el senador de la U Roy Barreras.

Para Barreras, el partido de la U no está invitado a esa iniciativa ni ocupado en esos asuntos. Y cree que el ex presidente del senado Armando Benedetti “quiere ser el pajecito del matrimonio”, después de que abriera la puerta al acuerdo.

El político bogotano cree que esa alianza tiene la intención de “perjudicar al partido de la U en las elecciones de octubre” y afirma que “no lo van a lograr”. Así mismo, afirma que hablar de temas de reelección en este momento es un intento de “hacer ruido en la Unidad Nacional” con fines presidenciales.

“A pesar de todo, el partido de la U tendrá candidato a la presidencia de 2014. Si no es Juan Manuel Santos, es probable que sea Angelino Garzón, quien es un militante del partido así esté montando movimientos con sus amigos”, afirmó Barreras.

Otros senadores de la U mostraron su descontento con la propuesta. “No estoy de acuerdo con que la U participe en esa reunificación liberal porque el país necesita un movimiento que demuestre una orientación Uribista. Una ideología de centro democrático que tiene elementos de la centro izquierda pero también de la centro derecha”, afirmó a **Confidencial Colombia** Juan Carlos Vélez.

Así mismo, Vélez dijo que la idea de la iniciativa es que “Germán Vargas Lleras sea el ungido para ser el candidato del liberalismo a las presidenciales de 2014”, pero que se puede “quedar sin el pan y sin el queso” si Santos decide poner su nombre en la batalla electoral, cosa que ve “probable” pero que necesita del “apoyo del ex presidente Uribe”.

Sin embargo, los comprometidos con la causa son mucho más optimistas. Antonio Guerra de la Espriella, senador de Cambio Radical y uno de los proponentes de la reunificación, afirma que “esta alianza se viene trabajando hace dos o tres meses, lo único que cambia ahora es que existe una propuesta del doctor Pardo para reunificar las bases del liberalismo”.

Para Guerra de la Espriella, la alianza será para “establecer acuerdos ideológicos y políticos” y “en la cámara hay voces que avalan ese acuerdo. También en el senado hay una mayoría que aprueba la iniciativa de reunificación”.

Jorge Ballesteros, senador de la U, también ve con buenos ojos el acercamiento entre las tendencias liberales de los diferentes partidos y señala que “si es legalmente viable, lo vería como una opción interesante para la política del país”.

La alianza entre el Partido Liberal y Cambio Radical es inminente, sus miembros tienen todo cocinado y esperan a que el tiempo dé la razón a su iniciativa. En la U, mientras tanto, existen posiciones encontradas entre quienes defienden el legado de Uribe y quienes destacan el tinte liberal del partido.