Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Malasia expulsa al embajador de Corea del Norte

 

Malasia da un plazo de 48 horas para que el embajador de Corea del Norte en Malasia salga del país después de que este criticara la investigación que se está llevando a cabo sobre el asesinato del hermano del Kim Jong-un.

48 horas tendrá de plazo el embajador de Corea del Norte en Malasia, Kang Chol, para abandonar el país después de que anunciarán su expulsión. La decisión viene después de que el Kang Chong se negara a disculparse por las criticas que realizó en cuanto a la investigación del asesinato del hermano de su líder Kinm Jong-un.

Anuncios

 

“Por ese motivo el ministerio ha informado a la embajada que Malasia ha declarado a Kang Chol persona no grata“, decía el comunicado. “Abandonará el país en 48 horas”, añade. 

 

La decisión se une a la lista de disputas que mantienen Corea del Norte y Malasia por el asesinato de Kim Jong-nam el pasado febrero. El gobierno malayo emitió la orden de captura de Kim Uk Il, trabajador de la aerolínea Air Koryo que se refugió en la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur por estar relacionado con el crimen.

 

También esperan la declaración del secretario de la delegación norcoreana Hyon Kwang Song, el cual no puede ser arrestado por gozar de la inmunidad política. Los dos son sospechosos de planear el ataque tras ser vistos en el aeropuerto junto a cuatro norcoreanos relacionados también con el asesinato.

 

Hasta el momento solo se ha detenido a dos mujeres, la indonesia Siti Aisha y la vietnamita Doan Thi Huong, a las cuales se les ha acusado de envenenar a al víctima con el agente nervioso VX, que acabó con la vida de Kim Jong-nam, tras frotarle la cara con un pañuelo enjuagado con el tóxico.

 

La Policía malaya sostiene que estas dos mujeres fueron contratadas por los cuatro sospechosos norcoreanos. EEUU y Corea del Sur consideran Corea del Norte es el culpable del asesinato, mientras que Malasia aún no quiere señalar al Pionyang.