Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Maduro adelanta el reloj

Tal y como lo había anunciado el presidente Nicolás Maduro este jueves, Venezuela adelantará su reloj a partir de la media noche del sábado 30 de abril. Con la modificación del huso horario, se pretende ahorrar electricidad dada la crisis en las reservas.

La explicación la dio el ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, quien agregó que Venezuela tiene cuatro horas menos en relación al Meridiano de Greenwich: “La decisión que ha tomado el presidente (Nicolás Maduro) es volver al huso horario de cuatro horas menos con respecto al meridiano de Greenwich (-04H00 GMT)”.

 

Anuncios

Venezuela regresa así a partir del 1 de mayo al horario que existía hasta el 9 de diciembre de 2007, cuando el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), fijo la hora en -04H30 GMT.  “Va ser tan sencillo como adelantar media hora el reloj, esto va a permitir que podemos aprovechar mejor la luz del día, de manera que no va a atardecer tan temprano”, agregó Arreaza.

 

El ministro comentó que es en las noches, cuando la gente regresa del trabajo, jornadas de estudio y otras actividades, el momento en que se encienden las luces y los aires acondicionados, altos consumidores de energía. Maduro ha llamado a la conciencia a la población para que apoye su plan por la gravedad del fenómeno climático, pero la oposición sostiene que el gobierno socialista no ha invertido en obras de mantenimiento de las hidroeléctricas y termoeléctricas y no previno la situación.

 

Para el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, estas medidas son un “disparate”. Sin embargo, Maduro asegura que las medidas son aplicadas para no tener que recurrir por ahora a aumentos en las tarifas del servicio de agua y electricidad, altamente subsidiados en Venezuela, y evitar racionamientos programados.

 

Analistas económicos advierten que este tipo de medidas afectan la productividad de un país en aguda crisis económica, con la inflación más alta del mundo (180% en 2015) y escasez de alimentos.