Luz 'verde' a la libertad de voto

Después de una reunión que duró un poco más de nueve horas en la sede del Partido Verde,  la Dirección Nacional,  los Senadores y Representantes a la Cámara del movimiento decidieron dejar en libertad a sus seguidores para el ejercicio del voto. El excandidato Enrique Peñalosa anunció que la colectividad no respaldará a ningún candidato.

Confidencial Colombia habló con la senadora electa Clara López sobre la posibilidad de que la abstención pueda apoderarse de los simpatizantes de este partido para la segunda vuelta.

 

“Los votantes no son borregos. Nadie le endosa nada a nadie, la verdad es que si electores ya votaron en la primera, seguramente lo harán en la segunda vuelta (…) y otros que desafortunadamente se abstuvieron deberían participar”, anotó. En seguida hizo énfasis en que depende qué estrategia usen los candidatos  para atraer al electorado.

 

Por su parte, el concejal Antonio Sanguino dijo que la Alianza Verde está haciendo un llamado a la gente para que vote masivamente: “Estamos invitando al electorado para que vote  y  que lo haga de acuerdo a los criterios defendidos a lo largo de la campaña electoral y que hacen parte además del programa del partido, la necesidad de la paz, la lucha contra la corrupción, la necesidad de que haya un respeto por el medio ambiente, el  compromiso para garantizar el acceso a la salud y educación de calidad. Seguiremos trabajando de acuerdo a nuestros principios para consolidar una alternativa independiente para los colombianos”

 

Por otro lado la representante electa Ángela María Robledo, explicó que dar la libertad al electorado es una decisión que permite que no se rompa la Alianza, “pero quienes recomendamos apoyar el proceso de paz reconocemos como un triunfo que haya quedado como primera recomendación en el comunicado, la urgencia de la continuidad del proceso de paz en La Habana. Eso para mi caso es un deslinde absoluto de la propuesta de Óscar Iván Zuluaga, de lo que él ha llamado la paz que no es nada distinto a la guerra que por ocho años sometió Álvaro Uribe Vélez a este país”.

 

Sobre la abstención Robledo indicó que esta situación ha puesto en una disyuntiva al país y se requiere fortalecer una democracia que todavía es frágil: “Necesitamos salir de una guerra que ha dejado cerca de 220.000 muertos, seis millones de víctimas en Colombia, y que  frente a la propuesta de Álvaro Uribe Vélez, que es simplemente una continuidad de lo mismo, esto nos tiene que llevar a movernos como electorado” .

 

“Ellos no creen en la justicia, en la Fiscalía, a ellos no les sirve seguramente el Congreso de la República y puede venirse una dictadura civil. Quienes creemos en la democracia con todas las dificultades y carencias, creemos que este proceso de paz realmente ha avanzado, vamos a pedaliarle a la paz y un grupo grande de integrantes de la dirección de la Alianza Verde apoyará el proceso de paz de Juan Manuel Santos”.

 

La representante a la Cámara fijó su posición frente al presidente-candidato y esgrimió que “me voy por la paz, como lo harán Gloria Flórez, Antonio Navarro, Luis Carlos Avellaneda, los jóvenes progresistas, Diana Rodríguez, es un grupo grande de integrantes de la Dirección nacional, pero también respetamos la posición de quienes consideran que ni por el uno ni por el otro y por eso se deja en libertad la tarea del voto”.

 

De igual forma respetó la posición del concejal Antonio Sanguino “que como  persona que se ha visto beneficiada  de los procesos de desmovilización del ELN, y que uno se sorprende que hoy en día no esté buscando que los subversivos encuentren una salida pacífica y política a esta guerra”.

 

 

DECLARACIÓN DE LA ALIANZA VERDE


Publicación: Mayo 28 de 2014 
Fuente: Alianza Verde 


Mayo 28, de 2014


Queremos expresar una vez más nuestro agradecimiento a las mujeres y hombres que nos acompañan desde todos los rincones del país a construir nuestra Alianza Verde y ciudadana. Nuestro compromiso para construir este proyecto alternativo, que elimine las prácticas de la política tradicional, y las sustituya por una manera distinta, decente y constructiva de hacer política y ejercer el gobierno al servicio de los colombianos sigue adelante.

 

Sabemos, y nos enorgullece, que nuestros votantes son ciudadanos libres y autónomos, que toman sus decisiones políticas y electorales pensando en los mejores intereses de nuestro país.


Los invitamos a votar en la segunda vuelta presidencial masivamente, a salir de la apatía y la abstención. Su voto es lo único que tiene el poder de transformar nuestro país.También los invitamos a dejar atrás los odios y concentrarnos más bien en la construcción de una Colombia en la que todos quepamos.

 

Interpretando el sentir de nuestros líderes y electores a lo largo y ancho del país, hemos decidido no expresar apoyo público a ninguno de los dos candidatos en contienda. Invitamos a cada uno de nuestros electores a votar por la alternativa que mejor interprete los principios y propuestas programáticas de nuestra Alianza Verde y ciudadana, de los cuales queremos destacar los siguientes:

 

1. Consideramos esencial la continuación y culminación de las negociaciones en La Habana. No hacerlo sería un error histórico. Insistimos que esas negociaciones de paz deben ser una política de Estado que se mantenga de gobierno a gobierno. Aunque siempre habrá el riesgo de fracaso eventual en cualquier negociación, debemos comprometernos a fondo con las que están en curso, que de tener éxito, nos evitarían décadas de violencia, decenas de miles de jóvenes colombianos muertos y harían posible la inversión y el progreso de nuestras regiones. Hacemos nuevamente un llamado a todos para que entendamos que la paz requiere garantizar los derechos a la verdad, justicia y reparación para todas las víctimas. También que la paz no se puede lograr con impunidad, pero tampoco sin generosidad.

 

2. No podrá ser posible ni la paz, ni el progreso, mientras la legitimidad de nuestro Estado y de nuestra sociedad misma estén carcomidas por la politiquería que produce ineficiencia y corrupción. Tan importante como las negociaciones en La Habana, es una decisión de cambiar las prácticas clientelistas y corruptas, como los cupos indicativos de los Congresistas, y también de hacer una reforma política y electoral de fondo. Ambos pasos son indispensables para que la política se reconcilie con la ciudadanía y recobre su confianza para representarla.

 

3. Hagamos un gran pacto nacional para garantizar el derecho efectivo a recibir educación y salud de calidad. Ambos son condiciones indispensables para lograr un país equitativo, ambientalmente sostenible, con oportunidades para todos y para alcanzar la verdadera paz.

 

4. Trabajar por una Colombia más igualitaria y un apoyo especialmente decidido al bienestar campesino y de todas las etnias de nuestra Colombia rural; la paz depende, por encima de todo, de cumpirle a ellos. También de una reforma urbana que incluya una intervención estatal decidida y efectiva en las tierras urbanas y suburbanas, para que los colombianos más pobres no tengan que recurrir a la urbanización ilegal y sacrificar su calidad de vida.

 

5. Nuestros verdaderos recursos estratégicos son el agua y la biodiversidad, su protección y adecuado uso deben ser la prioridad nacional. Siempre que haya conflicto entre la minería u otra actividad económica y el ambiente, debe darse prioridad a la protección del ambiente.

 

Seguiremos trabajando para que esos propósitos sean una realidad. Y continuaremos la construcción de la esperanza, de nuestro proyecto independiente de Alianza Verde y ciudadana para que en futuras oportunidades Colombia pueda escoger mejor.