“Los pilotos pidieron a las Farc que no les dieran más comida”

Cristian Delgado, representante de la red de derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes” en la liberación de los dos pilotos retenidos por las Farc, le contó a Confidencial Colombia cómo fue el proceso llevado a cabo el domingo. Afirmó que casi no autorizan a su organización para viajar y que los dos individuos se encuentran en perfecto estado. 

Luego de 19 días retenidos, los pilotos Juan Carlos Álvarez y Alejandro de Jesús Ocampo volvieron este domingo a la libertad. En la vereda Puerto Rico, zona rural del municipio de Argelia, Cauca, fueron liberados por varios hombres del sexto frente de las Farc.

El proceso de liberación comenzó con problemas, pues el sábado 28 de julio el gobierno trato de imponer la presencia de una comisión de la Defensoría del Pueblo mientras que la exigencia de las Farc era que solo estuvieran presentes el Cicr y la red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”.

Luego de varias horas de discusiones filtradas a través de la Cruz Roja, el gobierno declinó su intención de utilizar a la defensoría para la gestión y el proceso siguió adelante. El domingo en la mañana, hacia las 10, comenzó la actividad que traería a la libertad a los dos individuos.

Sin embargo, el Cicr no tenía contemplada la presencia de los miembros de la red de Derechos Humanos, y el proceso de liberación arrancó sin ellos. Pero cuando las Farc se enteraron que dentro de la comisión no venía ningún representantes de la organización, se comunicaron para decir que, sin ellos, no se llevaría a cabo la actividad.

Finalmente, y después del medio día, la comisión completa emprendió su viaje hacia la vereda Puerto Rico, cerca al municipio de Argelia, donde fueron retenidos por el grupo guerrillero.

“Más o menos a las 2 de la tarde llegamos a Puerto Rico. Allí, en una ceremonia que duró menos de 10 minutos, los guerrilleros leyeron un comunicado en el que ratifican su intención de no secuestrar y afirman que esta fue una retención para investigar la procedencia de los pilotos. Los miembros de las Farc hicieron énfasis en que esta retención fue en el marco de la guerra”, señaló Delgado.

Después de la lectura del comunicado y de algún diálogo con la comisión humanitaria, los guerrilleros entregaron a los retenidos. “Recibimos a los pilotos, estaban muy felices y los vimos bien tanto físicamente como de ánimo”, dijo a Confidencial Colombia el representante de la red de DDHH.

Ya en el carro y de vuelta a Popayán, los liberados le contaron a la comisión que la guerrilla los trató bien. “Nos dijeron que en ningún momento los maltrataron, ni los insultaron, ni los amenazaron. Incluso, durmieron en casas, tenían televisión y los alimentaban muy bien. Le tuvieron que pedir a las Farc que no les dieran más comida”, señaló Delgado.

Como si el proceso no fuera suficientemente angustiante, el carro que traía a los dos pilotos por poco se queda atascado en Argelia, pues en ese momento se presentaban combates entre el ejército y la guerrilla. Por fortuna, el auto alcanzó a pasar y hacia las 8 de la noche llegó a Popayán.

“Una vez los pilotos se reencontraron con su familia, más o menos a las 8 de la noche, nos apartamos de la misión. Era misión cumplida”, finalizó Cristian Delgado.