Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“Los padres saben que te vas a morir de hambre aunque seas ingeniero” Campanella

El director y guionista de cine argentino con mayor proyección internacional del momento, Juan Campanella, se presentó en la novena versión del Hay Festival Cartagena de Indias, para hablar sobre sus inicios en el cine, las discusión en torno al ‘cine comercial’ vs el ‘cine arte’ y, por supuesto, sobre su cinta ‘El secreto de sus ojos’.

Al recordar sus inicios en el cine, Juan Campanella dijo que “todos los que estamos en esto, somos los que tratan de convencer a los otros en ir al cine en vez de jugar fútbol”, y explicó que en los años 60’s las opciones para divertirse “eran tres: jugar al extranjero, el fútbol ó el cine”, lo que sin duda alguna le despertó su amor por el séptimo arte.

 

Anuncios

No obstante, el cineasta también enfatizó en que hay una gran distinción entre querer el cine y que este sea una opción real, una opción de vida, ya que sus primeros pasos en esta materia, se dieron como él mismo afirmó en una “época pre cámaras económicas” lo que hacía que la producción de películas fuera bastante costosa. Sin embargo, Campanella veía en el cine una “proyección de mis deseos, era una expresión que mis padres veían con horror. Hoy en día los padres saben que te vas a morir de hambre aunque seas ingeniero, así que te dicen: ‘anda, estudia lo que quieras’”.

 

La decisión de dedicarse a la cinematografía, fue sin duda alguna, una decisión acertada. No en vano, las cintas que ha dirigido, han tenido gran aceptación a nivel mundial, tanto así, que en 2009, ‘El secreto de sus ojos’ fue la merecedora del codiciado premio Óscar a la mejor película extranjera.

 

Campanella admite que el éxito de la cinta lo tomó por sorpresa, ya que él pensaba que esta sería “la película menos exitosa de todas”. Las razones por las que tal idea se le cruzaba por la cabeza, eran que “Yo llevaba cinco años sin hacer cine, y surge esta historia de Eduardo Sacheri, que a mí me impacto mucho, pero que tardé un año en traerla a mí, en encontrar los temas que a mí me importaban y tenía que ver con la memoria, con la memoria del personaje y la memoria del país.

 

Me parecía que en ese momento, (y en este momento también) la gente ve el comienzo de la dictadura como el inicio de nuestros males, ignorando lo que sucedió previamente. Por eso hubo una decisión consciente de ubicar ‘El secreto de sus ojos’ en los años antes de la dictadura, que es una época que no se contempla en la novela”. Además, esta fue la cinta más económica en términos de inversión, que haya rodado el cineasta.

 

Por ello, y gracias a esta experiencia, el también guionista, indicó que para que las películas tengan un carácter masivo, no hay que hacer concesiones artísticas ni de ninguna otra índole, “de hecho a mí las películas que más me han gustado en la vida, han sido películas masivas […] no creo que haya que hacer concesiones para que el público responda a una película” y ejemplificó diciendo que “no creo que García Márquez haya hecho concesiones, y su literatura es masiva”, “yo creo que el público es mucho más vivo de lo que muchos artistas piensan”.

 

En el tema de las adaptaciones literarias, Campanella afirmó que cuando una obra es perfecta en el medio impreso “en realidad, se hacen en otros medios, se hacen porque las personas que lo hacen quieren hacer parte de alguna manera de ese obra maestra, pero el resultado (aunque yo recuerde) nunca es bueno, excepto cuando es una obra inspirada y la película toma su propio camino, su propio vuelo. Se han hecho grandes películas de obras normales” ya que según explicó, cuando se le tiene “menos” respeto a la obra, se le puede mirar con más distancia, dando como resultado una obra más genuina.

 

Respecto a la discusión sobre qué tan militante tiene que ser el contenido de las obras cinematográficas, dijo que en su época, y según recuerda “no se hablaba de política en el cine, el conflicto era más cine estadounidense versus cine europeo […] la dictadura había logrado eliminar ese debate de nuestras cabezas”. 

 

Además añadió que actualmente “han ocurrido muchas cosas…hoy en día, luego que ese debate se haya puesto bien caliente, nos hemos dado cuenta que es un debate un poco incoherente y nos estamos aliando pocos, somos pocos para andar peleados. Creo que actualmente todos respetan la manera de hacer, nos damos cuenta que el cine exige una industria”

 

El cine de Campanella en Turbaco

 

En la comunidad de Turbaco Bolívar, el cineasta argentino, ganador del Premio de la Academia, Juan José Campanella, compartió con las niñas y los niños de Hay Festivalito Comunitario el análisis de su película ‘Metegol’.

 

En este diálogo, niñas y niños estuvieron muy pendientes haciéndole preguntas al director y guionista. A su vez compartieron con él algunos cuentos que narraron después que observaron la producción animada en un cine el pasado lunes.