Los firmantes de un simbólico aviso de prensa

Qué hay detrás de la carta publicada hace días en el diario el Tiempo en la que se exige la libertad del Coronel Alfonso Plazas Vega firmada por importantes personajes del país como Francisco Santos, Plinio Apuleyo y Luis Carlos Villegas.2011-09-13 El domingo 11 de septiembre, el periódico El Tiempo publicó en la página 15 de la sección debes saber una carta titulada “Todos los colombianos preguntan: ¿Por qué el Coronel Plazas Vega aún no está libre?”.

La carta relata los hechos recientes del proceso contra el Coronel. La nulidad del testimonio del cabo retirado del ejército, Edgar Villamizar, el pronunciamiento de dos de los procuradores encargados afirmando la invalidez de la declaración de Villamizar y la suplantación de la que fue víctima el testigo.

El documento también recoge la voz de dos personas, un Sargento y un Teniente Coronel, quienes afirmaron que estaban en Granada, Meta, junto a Villamizar mientras se llevaban a cabo los eventos del Palacio de Justicia, en noviembre de 1985. Y que los vieron “por televisión”.

Finalmente, los firmantes solicitan al Tribunal la “revocatoria de la Sentencia Condenatoria para que en su lugar se absuelva a Luis Alfonso Plazas Vega de los cargos formulados y que, de contera, se ordene su libertad”.

Anuncios

**Confidencial Colombia** pudo establecer el origen del documento. Seis o siete personas se reunieron en la casa de Miguel Posada, Presidente del Centro de Análisis Sociopolíticos y firmante de la misiva, para concretar la iniciativa de apoyo al coronel en uno de los casos más controvertidos de desaparición forzada ligado la a retoma del Palacio de Justicia en 1985.

El caso de Plazas Vega se ha convertido en un asunto de honor para algunos sectores de las Fuerzas Militares y que trasciende la vida nacional, va mas allá de los estrados judiciales.

En el encuentro estaban algunos de los nombres más reconocidos de la derecha colombiana. Enrique Gómez Hurtado, Plinio Apuleyo, Fernando Londoño y Thania Vega de Plazas (esposa del Coronel).

Ese día redactaron un primer borrador e incluso pidieron la colaboración de Jaime Castro para “no enlodar una iniciativa tan justa”, según Apuleyo.

De la carta se hicieron cuatro borradores, y cuando estuvo lista, se dividieron para conseguir las firmas y la financiación. Varios gremios, incluidos la Sociedad de Agricultores de Colombia, la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro, Fedepalma y el gremio de los azucareros se unieron a la propuesta y aportaron dinero.

También hubo aportes voluntarios de los firmantes, quienes “entregaron uno o dos millones de pesos”, dice Apuleyo. La carta llegó a varios de los personajes más influyentes del país. Es así como consiguieron que Francisco Santos, Luis Carlos Villegas, Oscar Iván Zuluaga, Diego Palacio y Martha Lucía Ramírez pusieran su nombre en la publicación en la que también aparecen las firmas de algunos de los generales retirados, y personajes representativos de la derecha colombiana.

También contactaron a importantes comunicadores del país. Salud Hernández, por ejemplo, se sorprendió al ver su firma en la carta pues a pesar de estar de acuerdo con el contenido de la misma “no la habría firmado” porque le parece una “botadera de plata”, según afirmó a Confidencial Colombia.

Otros personajes como Belisario Betancur, Andrés Pastrana, Noemí Sanín, Mauricio Vargas y Maria Isabel Rueda también mostraron su apoyo a la iniciativa pero por diferentes razones decidieron no firmar.

Para los promotores de la carta, la idea es manifestar un “apoyo simbólico” tanto al Coronel como a la Procuraduría, por la labor que ha llevado a cabo en el proceso y dar un espaldarazo político a uno de los temas más sensibles y polarizadores de la justicia en nuestro país. Apoyos que demuestran que el país está lejos de curar las heridas que dejó el doloroso episodio del Palacio de Justicia. ¿Vendrá la reacción de las familias de los desaparecidos?