Los desaciertos de Corzo

En tan solo 15 días como presidente del legislativo, Juan Manuel Corzo ha ocasionado una gran polémica en el país. No solo ha vuelto a poner en el tapete discusiones sobre temas que se creyeron cerrados y superados, sino que en su característico tono pasivo, ha dejado claro que no le teme a la crítica o no mide sus consecuencias. 2011-08-05 Ahora se sabe a ciencia cierta que Juan Manuel Corzo es un fiel seguidor y defensor de las ideas del conservatismo de antaño Representa y recuerda a aquellos militantes “godos” de actuaciones silenciosas, discursos pausados y decisiones “moralmente” radicales. Y hoy Corzo, desde su curul como presidente del Senado, sorprende con propuestas para muchos sectores “desacertadas y fuera de tono”.

Es más, estas posiciones radicales de Corzo a nombre del Partido Conservador, advierten que desde ya habrá trifulca en el seno de la llamada Mesa de Unidad Nacional.

**Las “perlas”**

El 2 de agosto, con el apoyo de la Conferencia Episcopal y la firma de 5 millones de colombianos, radicó en el Congreso un proyecto de ley “por el derecho a la vida” con el que se pretende dar reversa al tema del aborto y echar abajo el concepto que sobre el tema profirió la Corte Constitucional.

Y aunque el tema es liderado en el Congreso por el también conservador, José Darío Salazar, Corzo se aseguraría que los debates surtan a favor de la iniciativa.

En **** con Confidencial Colombia, el pasado 19 de julio, el presidente del Legislativo defendió la teoría que la vida comienza desde el mismo momento de la concepción y por eso busca “defender el derecho a la vida desde su concepción hasta la muerte natural”.

No menos polémica fue su posición ante la unión formal de personas del mismo sexo, al afirmar que no hay ambiente en el Congreso para dar la discusión, aún a pesar de la decisión de la Corte Constitucional.

“Si alguien se identifica con esa doctrina que presente un acto legislativo que modifique la Constitución pero el partido no la va a acompañar. Yo hoy como Presidente del Congreso no veo el ambiente para que pase una iniciativa en ese sentido”, dijo Corzo.

La última “perla”: presentó un proyecto para revivir la inmunidad parlamentaria, con la teoría de que a los poderes públicos hay que fortalecerlos y nivelarlos.

En la misma entrevista a Confidencial Colombia, Juan Manuel Corzo confesó que le preocupaba la pérdida de poder del legislativo y consideró que era hora de recuperarlo. “Las Cortes se han extralimitado en sus funciones y han coartado, en muchas ocasiones, las funciones del Congreso”.

La propuesta de Corzo revive un debate bastante polémico en el país. Recuerda la inmunidad con la que contó Pablo Escobar y por la cual no fue juzgado, y abre la puerta, según expertos, a actos de impunidad.

El proyecto propone que los congresistas no podrán ser inculpados, procesados, capturados, detenidos o privados de la libertad sin la previa autorización de la Cámara respectiva, salvo flagrante delito.

Lo cierto es que con Corzo al frente de la presidencia del Senado, y con Simón Gaviria, liberal, al frente de la Cámara, la polémica se pone más caliente. Sin duda, habrá un tire y afloje, y un rifi-rafe, por varios temas.

Hay quienes opinan que Juan Manuel Corzo busca legislar con intereses particulares, por las investigaciones que existen en su contra.

De todas maneras, habrá que esperar si la Mesa de Unidad Nacional se le apunta aprobar proyectos de esta índole, aún a costa de su prestigio y reconocimiento y arriesgando la apuesta del presidente Juan Manuel Santos.