Los colombianos, de actores secundarios en la final de Champions

James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado verán con casi total seguridad la finalísima desde las barreras. Los dos representantes colombianos en Cardiff tienen pocas, más bien muy pocas, posibilidades de tener mañana un papel importante en el decisivo encuentro. 

 

 

El primero es casi un hecho que abandonara la disciplina blanca a final de campaña. James cuenta los últimos minutos que vivirá en el Real Madrid. Visto lo visto en las últimas semanas, sonaría como un sueño utópico que mañana disputara aunque fuera unos minutos.

 

Zinedine Zidane tiene que elegir entre una gran variedad de recursos que tendrá como recambios para la batalla y en esa terna de jugadores, el cucuteño tiene por delante a Morata, Isco, Bale, Asensio, Lucas Vázquez o Kovacic. En España incluso especulan con que podría a llegar a ser uno de los descartes para la convocatoria final.

 

 

En el caso de Cuadrado cuenta con bastantes más opciones de lograr un hueco en la final. Allegri lo tiene en alta estima y su rendimiento de esta campaña lo sitúa como uno de las armas principales del conjunto bianconero. Pero mañana parece que el técnico italiano optará por la defensa de tres, y sacrificará a Cuadrado. 

 

 

El de Necoclí encontrará su oportunidad en la segunda mitad. Será la primera punta de lanza cuando el partido se complique. El arma secreta de Allegri para explotar los huecos que dejará el Madrid a sus espaldas. Si tiene sus minutos se convertirá en el primer colombiano en jugar una final de Champions League. Los únicos ganadores, James e Iván Córdoba no tuvieron la oportunidad de disputar un solo minuto.